@AlessAgus

El clan Darín es una de las pocas familias argentinas en la cual todos sus integrantes se dedican y dedicaron a la actuación. La pasión por la pantalla y las tablas tiene su origen con Roxana y Ricardo Darín -padres de Alejandra y Ricardo-, quienes les trasladaron el amor por el oficio a sus hijos, que formaron un trayectoria memorable.

Sin embargo, ellos no fueron los únicos, dado que los hijos de los hermanos Darín decidieron repetir la historia y sellar una identidad familiar de años. De esta forma, la generación millennial integrada por El Chino, Antonia y Fausto Bengoechea optó por continuar con el legado de los mayores.

Toti”, como suelen llamar los amigos y la familia a la hija de Alejandra, es una promesa joven que va creciendo día a día en su carrera artística con tan sólo 20 años. Con un perfil multifacético y proactivo, la adolescente expresó en diálogo con DiarioShow.com lo que siente al trabajar en el teatro con su mamá: “Me resulta emocionante, es muy lindo laburar juntas. Hacemos de hermanas y es divertido cambiar los roles y lazos que nos unen en la realidad. Cuando recibimos el guión adaptado y lo leímos, fantaseamos con que podía darse de esta forma y pasó. Estamos en El Tinglado con ‘Moscow’, una antigua obra de Chejov que readaptó Mario Diament para nuestra época”.

(Foto: Nahuel Ventura - Diario Crónica).


Un camino en común

Por su parte, Antonia contó que a la hora de lanzarse al mundo del arte no pensó en la responsabilidad con la que se iba a enfrentar por el enorme camino que cimentaron sus parientes. “Que sean todos actores muy conocidos no me presionó nunca, al contrario. Me despierta mucha admiración y respeto lo que hacen mis primos, mis abuelos, mi tío, mi hermano, mi mamá y demás. Es un combo muy hermoso, que me llena el corazón”, disparó emocionada la menor del gran clan.

Alejandra, en medio de una caricia en las manos a su hija, aseguró: “Es muy especial esto para las dos y es lindo trabajar con Toti, mi hija es muy responsable”.

"Es muy especial esto para las dos y es lindo trabajar con Toti, mi hija es muy responsable”.

De naturaleza inquieta y activa como toda su familia, Antonia reveló que es una gran entusiasta y disfruta el poder llevar a cabo distintas actividades a lo largo de su día. “Me defino como una persona multifacética y curiosa. Hago muchas cosas que me apasionan. Estuve metida con astrología, alfarería, patín, ballet, danza, circo, y taller de dibujo”.

De tal palo...
Alejandra, quien asintió con la cabeza el listado de su hija, se animó a confesar entre risas: “A alguien tuvo que haber salido.. yo era igual, hice muchos talleres”. “Toti”, más allá de la amplitud de gustos y su llamativa versatilidad, explicó que la actuación es un eje central para su vida y se animó a exponer futuros proyectos: “La actuación es imprevista, pero siempre surgen proyectos que te hacen seguir. Me escribieron hace poco de la ENERP para un proyecto y ahora en junio estreno ‘Creo en un dios’, dirigida por Edgardo Milán con grandes actrices.Me da mucha satisfacción poder enlazar todo lo que amo”.

Además, la flamante actriz con- tó que con su primo, el Chino, tiene una gran relación y la banca en las actividades que desarrolla: “También soy una gran amante de la fotografía, él me regaló una cámara increíble y la uso re seguido. Nos llevamos muy bien y tenemos buena conversación”.

Soy una gran amante de la fotografía, mi primo me regaló una cámara increíble y la uso re seguido. Nos llevamos muy bien y tenemos buen diálogo”.  Antonia Bengoechea

Pese a un ritmo imparable, una carrera por delante y muchos objetivos que se avistan a futuro, la actriz millennial no descartó nunca darse lugar para el amor y confesó íntima a DiarioShow cómo lleva su noviazgo: “Estoy en pareja hace seis años. Hubo intervalos, pero estamos muy bien ahora. Nos conocimos en el colegio, desde adolescentes estamos juntos y vivimos a seis cuadras de diferencia, eso alivia un montón. Él es muy distinto a mi, pero me re sigue en mí día a día”.

 

(Foto: Nahuel Ventura - Diario Crónica).