Por @tomasdv55
 

Unos anteojos negros con forma de ojos de mosca le cubren la cara a Guillermo Novellis cada vez que pisa un escenario. A pesar de que todos lo conocen como el carismático y festivo vocalista de "La Mosca", pocos saben que su definición como cantante fue casi por casualidad.

Él comenzó su carrera musical con un pequeño grupo llamado "Damas Gratis" -que nada tiene que ver con el homónimo cumbiero que lidera Pablo Lescano-, donde tocaba la guitarra y hacía covers y temas propios de reggae, ska y rock, géneros que determinaron el rumbo de sus proyectos posteriores.

Luego de una agrupación relativamente popular en la zona de Ramallo, llamada "La Reggae & Roll Band", Novellis y algunos de sus compañeros formaron el conjunto que le consiguió el reconocimiento del mundo artístico, donde dejó los instrumentos y pasó al frente del escenario.

Junto con "La Mosca", el artista editó 7 discos y es autor de los mayores éxitos del grupo, como "Cha Cha Cha", "Yo te quiero dar", "Para no verte más", que se han ganado un lugar inapelable en la lista de himnos carnavalescos que resuenan y resonarán en cada cumpleaños, fiesta o casamiento.

A pesar de que rara vez su carrera se inclina hacia el mundo de la farándula, Guillermo participó de la histórica primera edición de "Bailando por un sueño", en el año 2006, donde fue el cuarto eliminado del certamen.

Desde su inicio en 1995, "La Mosca Tsé Tsé" ha tocado incansablemente en miles de shows a lo largo y ancho del país; sin embargo, entre sus constantes espectáculos, Novellis se hizo tiempo para responder a las preguntas de DiarioShow.com y contar sobre su adicción con los videos de YouTube, sus recetas caseras al disco para agasajar a sus amigos y su gusto por la radio AM.

-¿Qué hacés en tu tiempo libre?

-Tengo un problema con eso porque antes, cuando no era músico profesional, la música era mi hobby. Cuando se convirtió en mi trabajo, no sabía qué hacer con mi tiempo libre y me parecía una redundancia pasarme todo el día con la guitarrita o ir a ensayar. Me fui inventando cosas como pescar o andar en moto, me junto mucho con mis amigos también. Me rasco bastante en mi tiempo libre, pero porque laburo mucho y viajo un montón.

-¿Mirás tele?

-Miro mucha tele y películas, tengo un estudio chiquito en mi casa donde nadie me molesta y ahí me paso bastante tiempo.

-¿Qué te gusta ver?

-Miro muchas series y programas políticos, sobre todo cuando hay época de elecciones. Me gustan los documentales históricos también. Cuando estoy enganchado con algo de Netflix, soy de ver dos o tres capítulos seguidos. Acabo de terminar la serie "Vikingos", que me gustó mucho.

-¿Cocinás?

-No me gusta la rutina pero sí cocinar para amigos y la familia. Uso mucho el disco, pollo al disco, carne al disco. Una receta que me gusta es la de la "papa acordeón": agarras una papa sin pelar y la cortás como en gajos pero sin llegar al final, la ponés en el disco con fuego mínimo y es como si fuera un horno. En la parte del acordeón le ponés queso gruyere y queda fantástico.

-¿Tenés mascota?

-Tenía pero no tengo más. Se murió la última y no quiero tener de nuevo, porque se sufre mucho. Era una caniche que tenía 9 años, se enfermó, falleció y la pasamos muy mal. Ni los chicos, ni mi mujer ni yo queremos tener más.

-¿Qué música escuchás?

-Últimamente estoy más mirando que escuchando. Me pongo con YouTube en la tele y me engancho viendo shows en vivo y termino viendo cualquier cosa, porque te reproduce uno tras otro. Escucho música casualmente, no me siento a escuchar. Cuando estoy en el auto con el teléfono generalmente, y paso de The Police a Los Nocheros, de todo.

-¿Radio?

-Me gusta la radio AM. Que tiene noticias en general y algún humorista bueno. Me embola un poco el formato de FM, que todos tratan de hacerse los graciosos, pero también está hecho para adolescentes. Tocan temas que no me llegan ya, prefiero otro tipo de contenido.

-¿Escuchás tu propia música?

-Sí. Suelo escuchar algunos demos de la banda que no salieron, pero no es trabajo. Esto no es un trabajo. Es una profesión, pero si tomamos el trabajo como algo que tiene una cuota de sacrificio y entrega, digamos que esto es una bendición. A mí no me cuesta dar shows, o hacer entrevistas, me encanta.