Por @TomasDV55 

Cuando Lourdes Sánchez dejó su Corrientes natal en 2008 para perseguir su sueño de vivir de la danza, jamás imaginó que iba a llegar a ser la dueña de su universo. Y a pesar de que semejante rótulo pueda parecer una exageración, en su caso es bastante cierto: la bailarina conduce "El universo de Lourdes", su realidad de colores, donde cada fin de semana es maestra de ceremonias de los niños y niñas que la visitan para bailar, cantar, divertirse y aprender.

"El ‘Universo’ nació a modo de juego. Le puse mucho amor, mucha expectativa y la verdad que me superó ampliamente y no puedo creer lo que crecimos. Hoy ya no me piden una foto para alguien mayor, sino que me piden para las nenas que son fanáticas", reconoce Sánchez.

La sorpresa que aún le sigue generando la aceptación de su propuesta por parte del medio y de su público infantil se debe también a lo vertiginoso que fue su camino hasta llegar a ese lugar. La productora de Tinelli la llevó al "Bailando por un sueño 2008" para que sea soñadora de Jorge Ibáñez, y desde ese momento ha trabajado en Ideas.

Ahora le es innegable la relevancia que tuvo la exposición del certamen para su presente: "Me ayudó muchísimo estar en la pantalla con Marcelo. Él, a modo de diversión, me cargaba con que no me acordaba de las canciones e interactuaba con los muñecos de mi programa, y eso me sirvió. Y después los chicos me tomaron en serio. Es un público muy difícil: si te quieren, te quieren; si no, no. Hay que ser auténtico".

"Tratamos de que el programa esté relacionado con el arte, y que los nenes puedan perder el miedo al escenario y, a través del juego, ganen personalidad, que es lo que me pasó a mí. Yo empecé danza porque era una persona tímida, muy introvertida, y el baile me ayudó un montón a ganar confianza y eso es lo que trato de transmitir", cuenta Lourdes, destacando el proceso de superación personal que la llevó a la actualidad.

El Chato, Valentín y Lourdes

Además de su rol como animadora, se destaca como participante del "Bailando" de este año, donde se ha visto envuelta en los últimos días en una dura pelea con Gladys "la Bomba Tucumana"; y es también flamante madre de Valentín, su primer hijo, quien está pronto a cumplir el primer año de vida.

La nueva vida de Lourdes parece ser todo lo que deseaba, y esa es la forma en que ella lo define: "Hoy ser referente de los chicos es un sueño hecho realidad. Me encanta que me lleguen videos de actos de fin de año, de jardín, bailando mis temas, me mata de amor y es ahí donde digo que estoy en el camino correcto, que me encanta lo que estoy haciendo y que quiero seguir por este camino".