@TomasDV55

En tiempos donde la figura del capocómico se va perdiendo por una cuestión generacional, a Roberto Moldavsky le basta apenas empezar a hablar de lo que sea para ganarse las primeras risotadas de un público que disfruta de su carisma. Quizás sea ese talento suyo, como el que tenían los más grandes de la comedia, el motivo de su éxito superlativo actual. Él prefiere no arriesgar ninguna predicción.

Todavía no me paré tanto a analizar. No me planteo mucho ni para atrás ni para adelante, la paso bien y vivo el momento”, asegura a DiarioShow.com el humorista, que tuvo un 2018 consagratorio: fue reconocido con un premio Martín Fierro por su labor en “La peña de Morfi” y su convocatoria con el show “Moldavsky sigue suelto” en el teatro Apolo fue la envidia de los productores de la calle Corrientes.

Roberto Moldavsky. 

Buenos Aires tiene una cantidad de propuestas humorísticas interminables. Cada vez que puedo voy a ver a algún colega y son gente que hasta cuando me los cruzo me hacen reír mucho. El Chiqui Abecasis, Jorge Corona, Nito Artaza, esos que te tiran una por el aire y te hacen morir de risa. Compartir con esa gente ya es bárbaro”, relata con admiración por sus colegas.

Este fin de semana, el monologuista estrenó su espectáculo en el Roxy Comedy de Mar del Plata con la esperanza de replicar la aceptación porteña, y hasta la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, acudió a al debut: “Estamos convencidos de que así va a ser porque tenemos un show que es muy divertido y un gran ‘de boca en boca’”.

Una de las claves del suceso de Moldavsky quizá sea que supo adaptarse a las exigencias de una sociedad con un entender distinto de lo que es gracioso y lo que ya dejó de serlo. “Soy bastante fan de Olmedo, pero sé que por ahí el humor suyo hoy no andaría”, reflexiona y agrega: “Si hoy el humorista tiene que adaptarse para acompañar los cambios positivos que se están dando en la sociedad, lo celebro. Habrá que hacer el esfuerzo, actualizarse, deconstruirse, como dicen por ahí. Me parece que eso es un gran desafío para el humor y está bueno”.

Con todos los cambios que vengan en la sociedad que sean para mejor, como me parece que son los que se están dando ahora, está bueno que el humor los acompañe. El humor, la música, la cultura. No creo que se pierda nada. El humor en realidad pierde si se queda estancado en el pasado, en un lugar que no suma y que no sirve, que ofende o que duele”, opina con la seguridad de quien trabajó para cosechar su siembra.

Ver más productos

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Todo sobre el Flaco Spinetta

Todo sobre el Flaco Spinetta

Una pasión de padres a hijos

Una pasión de padres a hijos

Ver más productos