Por Tomás Del Val

@tomasdv55

Una explosión de colores, disfraces de animales, canciones alegres y coreografías hacen de “El universo de Lourdes” aquel lugar especial que, semana tras semana, es elegido por miles de niños de todo el país para divertirse, cantar, bailar y aprender. La líder y creadora de este festivo mundo, Lourdes Sánchez, se sigue sorprendiendo del éxito creciente de su programa y pretende seguir haciéndolo todo el tiempo que pueda. “Hoy ser referente de los chicos es un sueño hecho realidad. Me encanta que me lleguen videos de actos de fin de año, de jardín, bailando mis temas, me mata de amor y es ahí donde digo que estoy en el camino correcto, que me encanta lo que estoy haciendo y que quiero seguir por este camino”, reflexiona la animadora.

Lourdes dejó su Corrientes natal en 2008 con el afán de poder vi- vir de la danza. En sus manos tenía una oportunidad gloriosa: la productora de Marcelo Tinelli la llevó a Buenos Aires luego de un casting para que fuese soñadora de Jorge Ibáñez en la edición del “Bailando por un sueño” de ese mismo año. Ella logró sacarle provecho a esa situación y a partir de trabajar en el programa, ya sea como soñadora, como parte del staff, y desde ahora como “famosa”, está muy agradecida.

Jorge Ibáñez y Lourdes Sanchez

La popularidad se la debe, en cierta parte, a su televisado romance con Pablo “El Chato” Prada, productor del programa. Juntos lograron atravesar el oleaje mediático y no sólo mantener su relación estable, sino contraer matrimonio y convertirse en padres de Valentín, su bebé pronto a cumplir el año, que ya empieza a dar sus primeros pasos. Lourdes sigue sin parar, y entre su carrera en el “Bailando”, su gran universo propio (que sale todos los sábados y domingos por la pantalla de América TV) y la crianza de su primer hijo, se hizo de unos minutos para hablar con DiarioShow.com sobre el proceso de recuperación de su figura, su fanatismo por las comedias musicales y la historia de sus tatuajes.

Lourdes junto al "Chato" Prada y Valentín

-¿Cuántas horas dormís por día?

-7. Pero por Valentín son 7 horas cortadas en distintos momentos del día.

-¿Cocinás?

-Sí, a veces. Soy de hacer magia con lo que encuentro en la heladera. Nunca te voy a hacer un plato sencillito, siempre le agrego algo diferente. Me gusta mucho el sabor, como la pimienta.

-¿Un plato que sea una debilidad?

-Milanesa con puré. ¡Pero me encanta! No puede no haber milanesas en mi heladera.

-¿Vas al gimnasio?

-Voy entre 45 minutos y una hora, tres veces por semana. Pero a lo que más me dedico es a bailar. El baile es lo que me ayudó a volver a mi figura después de Valentín. Fue clave.

-¿Te preocupaba el embarazo para seguir manteniendo tu figura y tu carrera como bailarina?

-Lo que pasó es que después de parir, al poco tiempo tuve una operación de columna. Entonces no pude volver rápido a entrenar para bajar los “mil” kilos de más que me quedaron y estaba preocupada. Quería volver a usar mi ropa y nunca me había pasado de tener una crisis con mi físico. Pero tenía que darle tiempo y una vez que volví a bailar fue automático.

-¿Qué prenda de vestir ocupa más espacio en tu placard?

-Los tapados, por el tamaño

-¿Tenés mascotas?

-Sí, tengo dos chihuahuas: Lolita y Bianca.

-¿Tatuajes?

-Tengo tres. Tengo una bailarina, en el dedo Love y una frase “Over the Rainbow” por la canción de la película “El Mago de Oz”, porque fue lo primero que bailé en mi vida y por el significado.

-¿En teatro qué te gusta ver?

-En general me gusta ver muchas comedias musicales. Lo último que vi fue “Sugar”, me pareció espectacular.