@Rfilighera

"Estoy en una etapa de mi vida muy especial, en un espacio libre de conflictos y cuestiones mediáticas por doquier. De hecho, ese rol lo cumplí durante mi paso por el "Bailando" y no es que me encuentre arrepentida de ello, sin embargo, tengo que admitir, me provocó una fuerte rispidez emocional. Por lo tanto, ahora estoy abocada, exclusivamente, a aquel venerable pensamiento del gran Oscar Wilde: 'No hay mejor amor que el amor a uno mismo'".

De esta manera, Moria Casán puntualizó, fiel a su estilo, con la trayectoria y la dinámica que la caracteriza desde que pisara por primera vez (desnuda) un escenario (El Nacional) e iniciara de esta manera, un abordaje de caminos solamente para elegidos del espectáculo argentino y que junto a ilustres colegas como Adolfo Stray, José Marrone, Pelele y Barbieri, Dringue Farías, Jorge Porcel, Alberto Olmedo, Tato Bores y Javier Portales le puso impronta a un oficio que hoy la tiene como artista integral: conductora, actriz, guionista, realizadora, vestuarista y por sobre todo una enorme "showwoman", al mejor estilo de aquella inolvidable "diosa de ébano", Josephine Baker.

Así dadas las cosas, Moria, una y otra vez nos afirma: "como me amo mucho y para estar cada vez más divina y más arriba en mi trabajo, intelectual y filosóficamente, como lo soy, salgo de vacaciones desde hoy, por ayer, con Galito (su efectivo y riguroso fiel asistente) y me voy a encontrar con un amigo, a quien le tengo un gran aprecio y con quien atesoro una gran relación cerebral, en el que depositamos un vínculo sexual, cerebral, tántrico y virtual".

Moria Casán junto a Humberto Poidomani: La libertad, el amor y el arte. 

Moria agregó en función de este vínculo que "es tanta la empatía filosófica e intelectual que tenemos con un artista excepcional como es Humberto Poidomani, que desbordamos de éxtasis y pasión. Él me invitó a varias de sus exposiciones que hará en Roma, Florencia y Nueva York. Como verán, estoy en una posición cuyo objetivo excluyente radica en elevarnos espiritual y artísticamente".

Minutos antes de abordar el avión que la iba a trasladar junto a Humberto, en dirección a Roma, Moria le señaló a este medio que "como soy argentina, trabajo en este país y este terruño me ha dado, absolutamente, todo; en consecuencia, no me tuve que ir a otro país por cuestiones puntualmente de exigencia laboral; siempre lo que voy a desear es lo mejor. Es muy difícil racionalizar, de manera escrutadora, la identidad nacional, debido a que no lo pueden hacer ni los propios politólogos. Argentina, para mí, no resiste análisis. En cambio, sí creo en las buenas intenciones de los que nos van a gobernar porque no puedo llegar a creer que alguien vaya a ser presidente de un determinado lugar para hacerle daño al pueblo".

A modo de declaración de principios, Moria destacó que "me encontraría super-feliz si a la gente y al pueblo todo, que son los que cimentaron mi carrera, se les puede dar una mejor vida y más dinero en sus bolsillos para cubrir sus primeras necesidades. Y, luego, si puedo seguir siendo el entretenimiento de muchos como lo he sido hasta ahora, también se agradece, reitero, por que nosotros, los artistas, seguimos viviendo de ellos".

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos