@AntoRavinale

Tenía 21 años cuando Marley le abrió las puertas de un éxito televisivo -”3, 2, 1 a ganar”- y desde entonces Noelia Marzol transitó otros caminos que la llevaron a ser hoy una artista completa.

No imaginé llegar adonde estoy y tampoco lo planifiqué. Siempre me fueron sorprendiendo las propuestas que fueron llegando y las recibí con mucha energía”, dice en charla con DiarioShow.com.

Entre esas gratas sorpresas hay que mencionar el suceso teatral de los últimos años, “Más respeto que soy tu madre”, donde acompañó nada menos que a Antonio Gasalla. Y el destino la reunió otra vez con el papá de Mirko, con quien actualmente trabaja y se divierte en “Minuto para ganar”. “Él fue una de las primeras personas que me dieron una chance. Le estoy agradecida por haber confiado en mí cuando nadie me conocía” señala Marzol, que también despliega sus habilidades para el baile en "Bien Argentino, La Evolución”, en el Teatro Apolo.

Hace poco también brilló en la serie “Millennials”, de Net TV, donde “peló lomazo” y tuvo escenas eróticas muy jugadas; aunque ella advierte que ese personaje no se asemeja para nada a ella. Su personaje, Flor, era muy libertina con el amor, algo que Noelia no comparte: “Nunca tendría una relación abierta porque soy muy celosa”.

En público se la ve siempre muy bien “producida”, aunque ella revela entre risas: “En realidad soy medio chonguito. Al canal entro en zapatillas, jogginetas, soy así como un pibito y después me disfrazo de Noelia, mi personaje televisivo. Así que los que me conocen íntimamente se ríen mucho y a mí también me da gracia esa imagen de femme fatale que algunos me atribuyen. Obviamente me gusta, porque soy mujer, soy seductora, pero es más que nada un personaje. Yo me crié mitad en el campo y mitad en la ciudad así que tengo mucho de jugar al fútbol. Tengo mi lado masculino muy desarrollado”.

"Soy medio chonguito. Al canal entro en zapatillas, jogginetas, soy así como un pibito y después me disfrazo de Noelia, mi personaje televisivo".

Hablando de hombres y mujeres, Marzol también opinó sobre la ola feminista de estos tiempos: “Creo que está bueno porque tenía que haber un cambio, más allá del ambiente artístico en el que trabajamos nosotros. En lo rutinario la mujer estaba más expuesta, incómoda. Viste que pasás por una vereda que está llena de chicos y te genera incomodidad. Y esas son cosas que está bueno que empiecen a cambiar. Es una postura medio extrema, como toda revolución, pero que después se empieza a moderar”.

Como tantas, Noelia también fue víctima de actitudes machistas. “A mí me pasó y en ese momento no era tan consciente, como no lo éramos ninguno de nosotros, y hoy creo que podría haber reaccionado de alguna otra manera. Varias veces me fui de trabajos porque me sentí incómoda. Siempre hablé las cosas, pero cuando no lo pude solucionar me abrí y me fui. Uno también tiene que elegir dónde se siente cómodo y no exponerse”, concluyó Marzol, en referencia indirecta a su salida de “Polémica en el bar”, en 2016, a sólo cuatro meses del debut porque, según declaró entonces, sentía que su “rol era exponerse físicamente y nada más”. También admitió que se sentía cosificada

Ver más productos

San Diego Alcala, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Diego de Alcalá

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos