"Quiero preparar unos mates”, dice Carla Conte desde su camarín en Canal 9, media hora después de que finalice “Confrontados”, el programa que conduce junto a Rodrigo Lussich. La “Negra” lleva más de 10 años en estudios de la televisión argentina y conoce a la perfección el oficio, aunque desembarcó delante de las cámaras más por casualidad que por intención.

Sus primeros pasos en el mundo laboral fueron gracias a sus dotes como bailarina, pero se enteró de un casting para un programa de la emisora donde actualmente trabaja y decidió probar suerte. “De repente me llamaron para participar de ‘Call TV’ porque querían una ‘minita’ y entré. Tenía cero conciencia de lo que estaba haciendo, en su momento para mí era un juego y así lo viví. Por eso creo que me fue bien, en el sentido de que eso garpó y estuvo bueno”, recordó Conte en diálogo con DiarioShow.com y agregó: “Yo tampoco tenía metas televisivas porque laburaba como bailarina y estaba feliz con eso. Después, el laburo me fue llevando, una cosa atrás de la otra y no lo pude frenar. Laburaba de lo que surgía”.

Conte junto a Rella en "CallTV" 

Así pasó por programas como “Sabelotodo”, en Fox Sports, después trabajó en la remake de “Feliz Domingo” junto a Silvio Soldán y en 2006 llegó a la pista de “Bailando por un Sueño”, certamen que ganó. También pasó por “Este es el show”, “Los unos y los otros” y “Los ángeles de la mañana”.

Su soltura en cámara también estuvo acompañada por un carácter fuerte. Desfachatada y sincera, la “Negra” siempre dijo lo que no le gustaba en su ámbito laboral.

-¿La forma de plantarte con tus jefes te cerró puertas de trabajo?

-En algún punto sí. Cuando hablé de estas cosas públicamente, lo que me gustaba y lo que no, me hicieron mierda en todos lados. Cuando dije que algo no me gustaba, no me defendieron. Eran otras épocas, pero en todos los canales decían: ‘¿Qué le pasa a esta piba, estaba en pelotas y encima se queja?'. 

En el 2006 fue la ganadora del "Bailando"

-¿Eso ocurrió cuando pasó lo de la “pollerita” con Marcelo Tinelli?

-Sí, pero lo hablé mucho tiempo después cuando pude ver a la distancia algunas cosas. En el momento fue difícil. Registraba alguna incomodidad pero no tenía nombre eso. A veces me daba cuenta tarde de ‘plantarme’. Me pasó en todos los laburos. Pero la verdad es que fui muy criticada.

Conte contó que se sintió incómoda cuando Tinelli cortaba las polleras durante el “Bailando”. Hasta se resistió a que el conductor se lo hiciera. En una entrevista con “Duro de Domar” la conductora confesó que la había pasado mal: “Cuando miré por el monitor que (Tinelli) cortaba las polleritas, pensé: ´La puta madre, ¿qué más va a hacer si ya estoy en culo?’”.

Además, tuvo que lidiar con el acoso en su lugar de trabajo: “Tengo experiencias y anécdotas que obviamente una no tiene ganas de pasar. Alguien que te diga algo que no querés, situaciones en las que viene un tipo y se re contra desubicó diciéndome algo que no quería escuchar”. Por otro lado, sostuvo: “Conozco los personajes acosadores porque los veo en pantalla y sé de sus historias. Y ojalá que vayan, me encantaría que desaparezcan de la televisión”.

"Alguien que te diga algo que no querés, situaciones en las que viene un tipo y se re contra desubicó diciéndome algo que no quería escuchar"

El feminismo como estandarte

El pensamiento de Carla Conte estuvo siempre cerca de lo que pregona el feminismo. Gracias a la masificación del movimiento a partir de la primera marcha “ Ni Una Menos”, la ideología tuvo más aceptación entre las argentinas y argentinos. “Antes le tenía mucho respeto al feminismo y pensaba: ‘Si digo que soy feminista me van a decir que soy una pelotuda’. Siempre estaba atenta a la mirada del otro. Cuando se masificó, lo dije. Yo soy feminista y si voy a mi historia soy feminista desde siempre. Me crié en una familia machista y batallo las diferencias de género desde que tengo uso de razón. Siempre sentí la diferencia y me dio bronca. Por eso soy feminista, por pelear contra algo que está establecido y siento que está mal”, expresó. 

Carla Conte en "Confrontados" (Instagram)

Me costaba enfrentarlo públicamente por mis propios prejuicios: ‘¿Cómo una mina que arrancó su carrera mostrando el cuerpo va a decir que es feminista?’. Ahí se me armaba una laguna. Yo dejé de mostrar mi cuerpo porque no lo disfruté más”, agregó. 

Con respecto a su presente laboral, la conductora está feliz de formar parte de “Confrontados”: “Celebro estar al aire, en una pantalla donde soy libre de expresar mis opiniones. Lo disfruto y me encanta. Todos tiramos para adelante en una época difícil porque siempre nos enteramos de compañeros que se quedan sin laburo y programas que se levantan. Estamos todos muy conscientes del lugar que ocupamos y yo, especialmente feliz”.

El equipo de "Confrontados" 

Los primeros pasos en televisión

“Call TV”, el programa de juegos que supo conducir junto a Emiliano Rella, le abrió las puertas al mundo de los medios. Aunque tuvo que pasar algunas pálidas para trabajar como la cara principal del ciclo. A las dos semanas de ingresar al programa, le molestó que la utilizaran sólo para mostrar su cuerpo. “Yo ya sabía que estaba buena. En ese momento tenía curvas y no las escondía. Pero el hecho de que viniera alguien de afuera a decirme: ‘Vos tenés que darte vuelta y mostrar el culo’, me enervaba. Cuando me dijeron eso, renuncié. Fui con El Ruso (productor de Endemol) y le hablé: ‘Mirá, me parece que vos necesitás otra piba, no soy lo que buscás’. Entonces me preguntó qué era lo que quería hacer y yo le dije: ‘Conducir un juego, porque para estar ahí parada como un poste...’. Y así fue como empecé a conducir”.

Sola y sin apuros

Luego de trece años de relación y dos hijos, Conte finalizó su relación con su pareja Guillermo Brutto en 2017 y confiesa que no desea conocer a nadie: “Estoy solterísima. Llevo más de un año separada y por cómo viene la mano, creo que voy a estar soltera por el resto de la década. Tengo cero ganas, así que el sábado a la noche cené con mi abuela y me fui a ver una peli. Es más probable que me haga ‘torta’ a que salga con alguien (risas)”.

Junto a su hija Mora (Instagram)

Sin ganas de encontrar pareja, la conductora reveló cuál es el problema que tiene con los hombres: “No quiero que se entienda como que las feministas odian a los hombres. Pero algo de todo esto me hizo sentir que no tengo ganas de conocer tipos. Igual, estar sola no es una frustración ni me deprime. Lo que tengo ganas es de pasarla bien yo sola”.