@AlessAgus

Una mujer fuerte y positiva, así se define la actriz venezolana Catherine Fulop a sus 53 años. Declara ser feliz y estar agradecida por las oportunidades que la vida le dio, por tener una familia consolidada y muchas cosas por las cuales valorar los días cuando abre los ojos.

No está en la televisión actualmente, sólo realiza campañas para marcas de cosmética cuando la convocan y alza la voz en el reclamo constante por la liberación de Venezuela. Pese a su rol de profesional, madre y vocera de su país, la disparadora de la legendaria frase "Mi gente bella" se define como una mujer simple y tranquila y vive con la humildad que le enseñó su madre de chica.

Catherine se animó al cuestionario de DiarioShow.com y abrió las puertas de su privacidad.

-¿Qué te molesta de una persona?

-No me suelen molestar muchas cosas de los demás, pero algo que me pone mal es que me mientan, la mentira no es buena consejera y tampoco me gusta la gente radicalizada. Yo respeto mucho al que opina distinto, pero hay gente que se cierra y muere con una idea.

-¿Cuál es la virtud más importante que debería tener alguien?

-La gente tiene que estar llena de virtudes, pero una que me parece importante en el ser humano es la compasión y la bondad. Ver gente que ayuda a otros o chicas jóvenes dando una mano en el cuidado de los animales, me inspira y me motiva a hacerlo también, ayudar a ayudar es una buena cadena.

-¿Qué aspectos te provocan malhumor?

-Lo que despierta mis nervios y me pone de malhumor es la gente ineficiente y la mediocridad. Eso me enoja. Porque no puede ser que haya gente que no tenga dos dedos de frente para resolver un problema o no lo haga con ganas, con fuerza. Hay algunos que hacen todo así nomás.

-¿Cuál era la comida que tu mamá te hacía de chica y te encantaba?

-Mi comida favorita siempre fueron las pastas. Pero de chica, cuando vivía en Venezuela, mi mamá me preparaba riñón con sesos, los hacía como un guiso y los acompañaba con arroz. Le salían muy crocantitos. Y de postre siempre preferí las tortas de chocolate. Cuando como helado pido siempre de pistacho y lemon pie, o alguna crema americana.

-¿En qué usás tus colores preferidos?

-Cuando era más chica el color que me gustaba porque me parecía que brillaba en las hojas era el amarillo. Ahora no me gusta para nada, me pongo capaz algún accesorio en mostaza o amarillo. Pero detalles. El color que me parece más elegante, y lo podés usar en un vestido o lo que sea que te pongas, es el blanco y, sobre todo, el negro, ese es mi color de ahora y lo uso en toda mi ropa.

-¿Cuál es el look que generalmente elegís y te gusta?

-Lo que más uso son vestidos. Tengo como 50 y nunca los quiero regalar, aunque algunos son viejísimos. El tema es cuando sumás unos kilitos y ya no te quedan como antes. Ahí los mando a gente querida o sobrinas en Venezuela, que sé que los van a usar y gastar.

-¿Qué película mirás con frecuencia?

-"Nuestro amor". Cada vez que la ponemos, lloramos con Ova. Nos sentimos identificados. Es un matrimonio que tiene problemas, se separan y empiezan a pensar en todo lo que fue su relación, cómo se conocieron, la linda familia que formaron, etc. Creo que siempre hay que apostar a la familia cuando aparecen problemas. Sus protagonistas son Bruce Willis y Michelle Pfeiffer.

-¿Qué actividad definirías como hobby?

-No tengo ningún hobby definido. En realidad lo que me gusta es la fotografía. En algún momento de mi vida lo hice profesionalmente, pero ahora se perdió la magia con la nueva tecnología. Lo lindo de sacar con la cámara es esperar que se revele el rollo y darle un encuadre con una máquina… ya no se hace. Leo y hago ejercicios físicos.

-¿Cuál fue el episodio más fuerte que viviste y pocos saben?

-Nos hicieron un secuestro exprés a Ova y a mí en Venezuela cuando bajábamos del auto en el barrio donde vive mamá. Vinieron tres individuos armados y nos metieron en el suyo. Nos robaron el auto y nos llevaron hasta un cajero, pero no teníamos tarjeta ya que éramos turistas en el país. Fue un momento donde sentí la muerte muy de cerca.

-¿Qué música escuchás en tu casa?

-Siempre fui muy fanática de cantantes venezolanos y pongo un poco en casa. Pero mi pasión siempre fue Soda Stereo, Montaner, Nacho y sin dudas el que más me gusta y lo escucho hasta el día de hoy, al punto de saber todos sus temas, es Franco De Vita.

-¿Cómo y con quién haces las rutinas físicas?

-Siempre hago deportes. Sobre todo a la mañana, con Oriana. Nos entrena el mismo personal trainer y es otra actividad que comparto con mi hija y disfruto mucho. Vamos a clases de funcional gym también y me parece importante cuidar el cuerpo, porque alberga al alma.

-¿Qué otras actividades cotidianas hacés?

-Hago diligencias, visito a mi suegra, campañas para cosméticas, leo... En general un día común y corriente en mi casa es de pura tranquilidad, trato de estar de buen humor, estoy sencilla, me encanta comer y cocinar sano.

-¿Cuáles son las frases de cabecera que siempre repetís?

-¡Uf, tengo muchas! Pero hay dos que digo siempre en casa y en todos lados. Una dice: 'Si encuentras bueno ser importante, algún día te darás cuenta de que es más importante ser bueno', y otra es: 'Pa’delante que es pa’llá. Hay que seguir si te caes y que nada te detenga'.