@Perez_daro 

La vida de Dante Spinetta es una mezcla de ambivalencias. Se considera una “mixtura musical”, aunque quizás, indagando en su mente y sus palabras, el tema es más complejo. Nació como hijo de Luis Alberto Spinetta, uno de los artistas más respetados del país, creador de lo que hoy conocemos como rock nacional. Dante jamás renegó de su apellido y su ADN, aunque padeció, por herencia, los buenos y malos momentos de su padre -sí, el Flaco fue muy criticado en su momento- y también fue víctima de la tradición. Es que el rockero, por más revolucionario que quiera ser, puede ser snob, y muchos creyeron que por ser hijo de Luis Alberto, por propiedad transitiva debía mantenerse en su misma línea artística. Pero al pequeño Dante se le dio por hacer rap. Vade retro, Satanás.

La paradoja más grande del mundo fue que finalmente Dante continuó la historia de su padre, pero de manera metamusical: se abrió camino con un género nuevo, hoy llamado parte de la “música urbana”, cuando todos decían que se trataba de una moda. Corría el año 1991 cuando editó junto a Emanuel Horvilleur “Fabrico cuero”, primer disco de Illya Kuryaki & The Valderramas. El dúo comenzó a hacer ruido, fue escupido en Obras cuando teloneaba a Divididos, recibieron insultos, miles de “qué dirá tu padre”, y críticas por todos lados. Pero en 1995 salió “Abarajame”, y todo América, se rindió a sus pies. Dante y Ema crearon una escena que no existía, y lo hicieron tomando recursos del gran país del norte, donde se creó el rap, pero con fundamento, lenguaje y mestizaje latino hasta la médula. Su ambivalencia, entre rock y rap, moda y tradición, legado e innovación, es lo que lo trajeron al día de hoy.

  <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Dante Spinetta'>Dante Spinetta</a>
Dante Spinetta explica que está conectado con lo que lo calienta y con el amor por lo que hace.

"Algunos se quedan en la misma, pero yo voy aprendiendo de la sangre nueva. Mi estilo es no tener estilo, sino disfrutar de la mía y aprender de músicos de rock, de cumbia y de trap. Grabé con Mala fama y Damas Gratis, y aprendí bocha, cosas que ni sabía que se podían hacer con dos exponentes de ese género que también son muy diferentes entre sí. Siempre creí en ese mestizaje musical y flashear la que quieras. La gente te va a matar hagas lo que hagas, así que es mejor y aprovechar para hacer la tuya", dice Dante en charla con DiarioShow.com

"Me acostumbré a ver a mi viejo pasar por todas. Tuvimos una infancia cambiante, malos tiempos económicos, pero siempre lo vi a mi viejo seguir el fuego, sin titubear"

-¿Viviste en carne propia esa “matanza”?
-Cuando mi viejo hacía rock decían que era el hippie de pelo largo, cuando yo hacía rap me bardeaban y pedían que haga rockanroll, ahora que estoy con temas de trap me dicen que vuelva al rap. Siempre va a pasar lo mismo. La naturaleza de alguna gente, ante un bicho diferente, es pegarle un tiro por las dudas, porque se siente amenazada. La idiosincrasia argentina es mandar un corchazo por las dudas. Si vas a hacer arte, no te podés preocupar por eso porque vas a chocar con un montón de gente. Tiene que conformar a vos, creerte tu viaje. Si no después te morís y sólo hiciste lo que querían los demás. No hay que perder el tiempo en eso”.

-¿Y qué querés hacer vos?
-Quiero seguir haciendo canciones con la Filarmónica de Praga como en “Soltar”, o temas bien pegados con Neo Pistea. Todo es una bendición. Me adapto a lo que venga, como sacar los temas en singles en vez de discos, mientras eso no afecte mi música. Le veo el lado positivo, como todas las instancias de comunicación que hay, lo que genera el arte, un video. Es como sacar muchos discos a nivel Z. Ahora estoy grabando no solo un disco, sino dos. Dos flashes diferentes.

-¿Para que le guste uno al rockero y otro al rapero?
-La gente es inconformable. Esa guerra está perdida. Hay gente que te va a seguir, a veces más, a veces menos, pero no quiero dejar de hacer lo que siento. Te podés perder si no hacés la que te pinta. Siempre va a haber gente que va a boquear. A mi me comentan “si tu viejo viera que cantás con autotune...”. Y esa gente no estaba cuando presenté mi disco “Puñal”, que es otro mambo que seguro les hubiese gustado más.

  <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Dante Spinetta'>Dante Spinetta</a>
Dante Spinetta admitió que en las elecciones presidenciales votará en contra de alguien porque es la única manera de expresarse.

El autotune es un procesador de audio que para muchos es el límite entre el bien y el mal. Su significado traducido al castellano sería “autoafinador”, por lo que muchos entienden que si sabés cantar, no lo necesitás. Sin embargo es una herramienta que músicos de todo el mundo utilizan, incluso algunos de los más talentosos. El cantante, ya harto de las críticas al respecto, explica que “los que me dicen que ahora uso autotune, no saben que en 2010 grabé cinco canciones enteras con el mismo recurso. “Mostro” y “Gisela”, fueron singles, y se escucharon mucho. No podés estar complaciendo todo el tiempo a gente que no tiene tu mismo desarrollo emocional, y artístico”.

“Cuando estás arriba, para la gente bardearte es como un deporte. Yo pasé y escuché cosas increíbles cuando estaba pegado”, dice Dante, más en tono lúdico que nostálgico. Porque a pesar de que habla de sus momentos de fama (estar “pegado” es estar en un momento exitoso), lo menciona en tiempo pretérito. Sobre su actualidad y los diferentes momentos de su carrera, resume que “ahora estoy subiendo y cada vez más pegado, porque trabajo para llegar más alto. Cuando estuve arriba, sabía que era porque tenía que pasar, pero no porque lo estaba buscando. Vos simplemente trabajás, y de golpe conectás. He tenido hits internacionales como “Abarajame”, “Coolo”, que fueron fuertes en todo América, tocamos en Estados Unidos incluso, es re groso, y te emocionás, pero después pasa, y no te podés creer que va a ser siempre así. Si estás en eso por eso, te equivocaste. Cuando no pueda sentir el fuego, me dedicaré a otra cosa”.

  <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Dante Spinetta'>Dante Spinetta</a>
El cantante admite que tuvo una infancia cambiante con malos tiempos económicos.

Spinetta asegura que esa montaña rusa implacable que puede ser la música era un juego conocido para él desde pequeño: “yo me acostumbré a ver a mi viejo pasar por todas. Tuvimos una infancia cambiante, malos tiempos económicos, pero siempre lo vi a mi viejo seguir el fuego, sin titubear. Hubo años en los que había colegio privado y auto, y otros en los que íbamos a pública, había navidades en las que el regalo era una revista Condorito. Y eso no me hacía infeliz. Quería tener los muñecos de He-Man, y me los compro ahora que puedo. Pero digo, no pasaba por ahí la felicidad. ¿Qué es mejor, tener plata en el banco o hacer la música que quieras? Ahí hay un problema de raíz, si vos tenés ganas de ser famoso. No podés tener todo, todo el tiempo. Y tuve momentos de fama, posta. Hubo un momento en el que no podía ni ir al cine. Con ‘Mostro’ la pegué, top cinco en toda Argentina y en muchos países. Pero no me aferro a eso porque es momentáneo y no te va a marcar la felicidad. El laburo va y viene. En la que te creíste la de los espejitos de colores, cagaste. Estoy conectado con lo que me calienta, con el amor por lo que hago”.

"El laburo va y viene. En la que te creíste la de los espejitos de colores, cagaste. Estoy conectado con lo que me calienta, con el amor por lo que hago”

Al hablar de evolución y crecimiento constante, la coyuntura se mete en la conversación naturalmente, porque el arte se ve involucrado en lo que ocurre en la realidad. Tanto en Illya Kuryaki como en su carrera solista, Dante compuso canciones que hoy podrían ser tildadas de machistas, aunque él explica que “siempre se trató de libertad sexual. Es verdad que uno crea un personaje y una historia, que a veces le puede parecer divertida, pero hoy esos personajes ya no dirían algunas cosas.

Por eso, aunque me pidan algunos temas, ya no los toco en vivo porque no siento que me representen. En la música urbana y el funk con el que yo crecí, lo sensual, seducir, y el sexo son muy importantes, tanto líricamente como en el mambo musical. Pero hoy siento que la forma en la que dije algunas cosas pueden no estar buenas, no encajan con lo que soy hoy. No me arrepiento, pero uno se va deconstruyendo con el tiempo y cuando vas cambiando, tu forma de ver las canciones que hiciste, también. No sos el mismo”.

  <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Dante Spinetta'>Dante Spinetta</a>
Dante Spinetta, un músico con herencia y pasión.

En sus conciertos, el cantautor suele hablar con su público y más de una vez hizo declaraciones sobre Macri, aunque siempre terminó aclarando que “todos son una mier...”. Sobre esa forma de pensar tan sentenciosa, concluye que “es verdad, no les creo. Siempre en mi vida, esté quien esté en el poder, nos cag...”. En un clima de elecciones, adelanta que “voy a votar en contra de alguien, aunque no me pone orgulloso decirlo, pero es la única manera que uno tiene de expresarse en estas cuestiones. Somos un país que tiene muchísimo, mucha riqueza y siempre nos terminan cag...”.

"Voy a votar en contra de alguien, aunque no me pone orgulloso decirlo, pero es la única manera que uno tiene de expresarse en estas cuestiones"

LA HERENCIA 

HIJOS Y SOBRINOS, CON EL ARTE A FLOR DE PIEL

Aunque suene trillado, el talento se lleva en la sangre. No es casualidad que el Flaco haya tenido hijos artistas, y no sólo Dante. Valentino también es músico de rap, Catarina es actriz y Dj, y Vera es actriz, cantante y escritora. Y los genes siguen atravesando generaciones, porque Dante tiene dos hijos, Vida (14) y Brando (16) que también darán que hablar. “Vida tiene un talento de otro mundo. A los cuatro se puso a cantar una canción en italiano que nadie le enseñó. Es un flash y un orgullo”, exclama Dante sobre la pequeña, que hace poco se hizo viral por un cover que subió a su cuenta de Instagram en la que demostró que definitivamente lo suyo es la música. La pequeña durante sus vacaciones irá a perfeccionarse en comedia musical a Nueva York. En tanto, Brando también tiene cualidades artísticas, pero su don pasa por el futbol, y juega en las inferiores del club Lamadrid.

“Flu-Os” se llama el dúo de trap de sus sobrinos, los hijos de Catarina y Nahuel Mutti, Angelo y Benicio. Es imposible no pensar en las similitudes con la historia de IKV. “Los pibes la están rompiendo. Son pibes que están protagonizando películas, una de arte muy linda. De golpe uno se va a Brasil a actuar, después se meten en un estudio a hacer canciones, pintan, grafitean, se juntan con músicos increíbles, y va a seguir floreciendo eso. Están rimando re sarpado, y más adelante vamos a sacar un tema. El otro día estaba en el estudio grabando, tiré un beat y empezamos a rimar todos y se armó una linda idea”, dice emocionado el tío.

Ver más productos

San Diego Alcala, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Diego de Alcalá

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos