Por @marubiedma

Es una mujer cálida y de fuertes convicciones, en la profesión y en la vida. Como actriz asume sus roles siempre en función del permanente desafío. La responsabilidad del trabajo, para ella, se llama creatividad.

Inés Estévez está pasando por un momento especial y la está rompiendo en "El maestro". Por su bajo perfil, siempre tuvo una relación complicada con la prensa y la exposición. Tanto es así que durante casi diez años decidió alejarse de su profesión.

Julio Chávez e Inés Estevez protagonizan " El Maestro" por El Trece

Puntualmente, en 2005 protagonizó "Criminal" junto a Diego Peretti y desde allí se sumió en un largo silencio artístico. "Todo se volvió un circo alrededor de nuestro medio y la televisión pasó a ser la rama más alejada del arte. En algún momento lo que importaba era únicamente ser famoso. En este sentido, los actores también estaban confundidos", explicó la actriz.

Sin embargo, aquella decisión, felizmente, no fue eterna y en 2014 regresó a la pantalla chica, con la exitosa serie "Guapas" y en el cine con "El misterio de la felicidad". "Daniel Burman -director del film- fue quien me convenció para que volviera. Le dije: ‘Actuando soy feliz, pero todo lo de alrededor me rompe las pelotas’. Entonces hicimos un contrato muy especial, no tenía que ir a ruedas de prensa, estaba muy cuidada", relata la rubia.

Por otro lado, explicó que parte de su vuelta a la actuación se debió a su "diversificación": "La actuación pasó a ser una disciplina más, ya que la música cobró y tiene un rol muy importante para mí". En tanto, la artista reconoce que su padre fue quien le inculcó su amor por la música y atesora tiernos recuerdos de tardes y asados en familia con música de fondo.

Javier Malosetti, la última pareja de la actriz

Su padre sembró la semilla y Javier Malosetti, quien fue su pareja hasta principios de este año, regó su talento. "Todo empezó cuando me invitaron a un evento en el Palacio Piccaluga a cantar, y me negaba porque no me sentía segura. No obstante, Javier pudo convencerme y me acompañó con el bajo. A partir de ahí nos animamos y terminamos con 50 recitales en un año", relató. "Si no hubiera tenido la aprobación artística de Javier, no me habría animado a largarme" confesó. "En este género descubrí algo hermoso, la musicalidad te habita y te enriquece".

Consultada acerca de si la experiencia como actriz influye en su nuevo rol de cantante, Estévez aseguró: "Todo lo contrario. Mi formación artística me generaba una inseguridad muy especial, tenía miedo al prejuicio y me costó salir de este callejón sin salida".

Una y otra vez, la intérprete clasifica y diferencia los roles que se dividen entre trabajo escénico y canto. "En la actuación contamos con la protección de ese techo que es la ficción. El personaje es nuestra vestimenta y quien expresa las sensaciones, los miedos y las angustias de otra persona: el escritor. En cambio, la cantante es nuestra identidad en cuerpo y alma. Soy yo, en persona, sintiendo y mirando a la gente cara a cara. Por otra parte, la actuación tiene el rigor de mayor disciplina; sin embargo, el canto es más bohemio y espontáneo", opinó en otro momento de la charla.

Cabe señalar que la artista actualmente participa de la ficción "El maestro", uno de los títulos fuertes de la presente temporada. Interpreta a Paulina, la ex esposa lesbiana de Prat, corporizado por Julio Chávez. Acerca de la función que encierra el compromiso de la actuación, Inés aseguró: "Creo que a la hora de ejercer nuestra profesión hay que identificarse con el personaje y justificarlo. Y no tengo dudas de que poder conmover al público es una de nuestras premisas básicas".

Con Fabián Vena, Inés adoptó a sus dos hijas: Cielo y Vida

Hace seis años, junto a su pareja de ese entonces, Fabián Vena, adoptaron a dos hermanitas: Cielo y Vida, que en la actualidad tienen 7 y 8 años. Una bella historia de amor que se enfrentó a diversos desafíos de la vida. "No soy ejemplo de nada, la vida me fue llevando a la adopción de esos dos seres hermosos. Hago lo que puedo, como puedo y en las condiciones que puedo. El otro día llegué tarde a casa y las nenas ya estaban y dije: ‘Las veo poco, pero qué suerte que estén acá’. Es un vínculo de pleno sentimiento", explicó con brillo en sus ojos. Para finalizar, la actriz recomendó ampliamente adoptar hijos como una forma de atenuar la soledad y el desamparo. "Es lo más hermoso que existe en el mundo".