El verano de 2019 fue clave para Belén Francese. Además de realizar temporada en Villa Carlos Paz junto con Álvaro Navia, comenzó a salir con Fabián Lencinas. En diciembre de 2020, la pareja dio el sí en Mendoza con el nuevo integrante de la familia en camino. La modelo transitaba el tercer mes de embarazo de Vitto, su primer hijo, quien se adueñó de sus prioridades y también de sus publicaciones en redes sociales.

La actriz se confiesa como “muy primeriza” respecto de la crianza de su bebé, aunque la felicidad por la nueva etapa es plena. “Es puro amor, estoy en una nube”, detalla en una charla con DiarioShow.com. Francese agrega sobre los sentimientos que experimentó en los primeros meses: “Entiendo ese amor que es capaz de cualquier cosa, porque sólo cuando lo vivís entendés que se te sale el corazón”. Cada frase suya deja en evidencia que la llegada de Vitto lo cambió todo, tanto en su vida cotidiana como en sus proyectos a mediano y largo plazo.

Justamente esta felicidad hizo que sus cuentas en las redes sociales dieran un particular giro. En pocos meses, pasó a ser una referencia de consultas y experiencias vividas, por compartir el paso a paso del proceso con sus seguidores. “Se armó un grupo de pancitas”, comentó sobre una serie de seguidoras que transitaban la dulce espera a la par suya. “No podía no compartirles semejante felicidad porque estuvieron desde el principio. Se hace un ida y vuelta muy lindo. Claro que el público que atrajo -está cerca de llegar al millón en Instagram- la convirtió en una figura muy atractiva para marcas que apuntan a la maternidad.

Cambio de perfil

La publicidad en sus redes pasó a ser su principal ingreso, en especial porque priorizó la crianza en los primeros meses de Vitto sobre las propuestas laborales que le acercaron. Si bien se la puede ver en apariciones en “Pasapalabra” de Telefé o “Matchgame” de El Trece, descartó volver al teatro durante la temporada de verano.

Según los cálculos de la propia Francese, es la primera vez en 17 años que no se subirá a un escenario, pero no tiene ningún problema con eso, ya que aprovechará para estar en familia y sumar otros proyectos. Uno de ellos es su participación en la nueva temporada de “Por el mundo”, con Marley, aunque no quiso confirmarlo y mucho menos el destino elegido.

-¿Cómo fueron los primeros meses con Vitto?

-Desde el momento de la concepción, me siento la mujer más feliz del mundo, estoy conectada con él desde ese momento. Ahora tiene seis meses pero siempre va a ser mi bebé. Ahora entiendo a mi mamá y antes no la entendía, ahora las entiendo a todas. Yo decía: “Tengo 37 años y me llama para ver si llegué bien”. Son cosas muy de madre. Yo lo puedo contar, pero hasta que no lo vivís, no lo entendés. A mí me pasó así.

-¿Aplicás experiencias o consejos de las madres de tu familia?

-La maternidad es todo un mundo nuevo, una experiencia para la que cada uno tiene su manual. Yo como primeriza tenía un montón de dudas, pero después hacés tu propio estilo y tu forma, más allá de los consejos que recibís, como el cambiado de un pañal o el baño. Yo tengo la dicha de que mi marido ya había sido padre, entonces me ayudó un montón en lo que no sabía. Igual, después me di cuenta de que el amor es tan natural que te sale todo. No hay un manual, es el manual del corazón, del instinto.

-Cuando nació la hija de Pampita y la llevó a la televisión dijiste que vos no lo harías, ¿seguís pensando igual?

-Cuando yo vi eso, Vitto tenía un mes. Yo soy primeriza y tengo todos los miedos que puede tener una madre, además de que soy sobreprotectora. Yo lo que dije es que no llevaría al nene a un canal porque estaba muy vigente el tema del Covid, también. De ella es el quinto hijo, tiene una experiencia y una cancha que no va a hacer nada que sea peligroso, además de que me llevo bárbaro con ella. Me dio muchos consejos en mi embarazo, es una genia total. Nunca la critiqué.

-¿Y cómo manejan la exposición, en especial en las redes sociales?

-Fui aprendiendo, pero nunca digas nunca. Yo decía que era una locura hacer un festejo de cumplemés, pero yo ahora lo hago contenta: nunca escupas para arriba. Pobre bebé, lo llenamos de besos, está sobrado de amor (risas). Lo haré hasta el año, después me calmo. Es una bendición tan grande que, cuando te pasa, te vas de mambo con los festejos y un montón de cosas. Es loco cómo la vida te cambia lo que pensabas. Yo vivo subiendo fotos e historias, pero porque ahora entiendo que estás orgulloso y no medís que capaz es medio peligroso. El mal está en todos lados y uno no puede andar escondiendo ni privarse, aunque respeto a quien lo hace. Compartimos cosas de él porque estamos enamorados.

“Moria es una madrina angelada, me sorprendió. Vitto conecta con ella de una manera increíble, se mata de risa”

Compromiso social

Belén Francese comenzó a alzar la voz en su cuenta de Twitter hace un tiempo. A raíz del asesinato de Lucio Dupuy, el niño de 5 años, se mostró muy dolida y esto la llevó a tener respuestas muy fuertes contra la legisladora porteña Ofelia Fernández y el colectivo de Actrices Argentinas. La actriz aclara que la desprotección de los niños es algo que siempre la conmovió, incluso antes de convertirse en madre. Su incursión en la política parece poco probable, aunque tiene claro cuál sería su búsqueda en el ámbito público.

-¿Soñás con llevar tu llegada a un nivel mayor?

-Mi sueño a futuro es tener un hogar para las mujeres y niños en situación de calle. Creo que los niños son los más desprotegidos del país, me duele el alma. Es el más indefenso y el desprotegido, las leyes son un horror y tienen que cambiar. La ley de adopción me parece bochornosa, porque hay tantos chicos que podrían estar con familias que le darían amor, pero la hacen compleja. Tienen que darlo a una familia que le dé amor sin tanto rollo y años de espera.

-¿Ves posible tu participación en la política?

-Fui toda la vida apolítica. Por lo único que me metería sería por esto, que es una causa que yo lucho hace muchos años y ahora se hizo más visible. La gran mayoría de veces lo hago sola, otras veces me acompañan las marcas. Los niños no merecen sufrir y merecen condiciones dignas, porque son los más indefensos e inocentes. No tienen por qué vivir en la calle y sufrir maltratos.

-¿Te contactaron desde partidos políticos?

-Me pasó en varias oportunidades que me ofrecieron un dinero para que hable bien de un partido. Nunca transé con esas cosas, porque nunca me interesó y yo no me vendo. Lo único por lo que metería es este tema en particular, y si no seguiré haciéndolo desde este lugar. Entiendo que desde la política es mucho más visible, pero la situación cada vez está peor, hay que hacer algo urgente.

-¿Tenés apuro por volver a trabajar de manera estable?

-Hoy prioricé por completo a Vitto y no quise hacer teatro hasta marzo o abril del año que viene. Me siento rara, pero fue una elección. Tuve propuestas muy lindas en Mar del Plata, Las Grutas y Carlos Paz, pero no me sentía con la estructura o la organización para trabajar. Era de martes a domingo, además de que en el teatro no se puede faltar por nada; entonces, si un día el nene tiene fiebre o algo, tengo que estar. Mientras tanto, sigo trabajando con las redes sociales y algunas cosas en la televisión.

-¿Qué proyectos tenés en tevé?

-Grabé en Paramount Plus embarazada con una panza enorme en el reality de Marley y Mirko. No podía ni caminar, era una bola de felicidad, porque estaba de ocho meses. La pasamos relindo. Embarazada trabajé también, hice un streaming con Roly Serrano estando de tres meses, pero nadie sabía nada, entonces yo tenía que parar para tomar aire. También hay algo más, pero todavía no puedo decir nada.

-¿Cómo es Moria Casán en el rol de madrina?

-Es una madrina angelada. Yo la quiero mucho, la conozco de hace años, además de compartir trabajos. Siempre vi una mujer que va más allá de lo que ella muestra. Mi marido está sorprendido de lo tierna que es, porque uno la ve en la televisión y no se ve esa faceta tan dulce con los niños. Vitto conecta con ella de una manera increíble, se mata de risa. Es mágico, realmente una sorpresa hermosa, porque todo lo que es amor desinteresado e incondicional es muy lindo.

“Mi sueño es tener un hogar para las mujeres y los chicos en situación de calle. Creo que son los más desprotegidos”.

EL AMOR FORMA UN BUEN EQUIPO

Belén Francese define su pareja con Fabián Lencinas como “un equipo bárbaro” desde que llegó Vitto en junio de este año. “Estamos muy unidos, nuestra relación está basada en el amor y el respeto”, confirma sobre su esposo, quien se define como “viajero y amante del buen vino” en sus redes sociales.

La actriz recuerda sobre la fecha más que particular que eligieron para dar el sí en Mendoza, tierra natal de su marido: “Parece joda, porque nos casamos el Día de los Inocentes”. A la hora de dividir las tareas con el bebé, no sufren grandes complicaciones, más allá de la inevitables, porque se acompañan a la par con el agregado que el empresario ya tiene experiencia en la paternidad. “Él es un padrazo, yo lo venía observando y sabía que era él. Es el mejor padre que puede tener Vitto, por eso no fui madre antes”, aclara sobre su pasado, que incluye algunos novios dentro del ambiente artístico.

Con Gladys Florimonte como punto en común entre ambos, comenzaron el romance a principios de 2019 en la temporada de verano y no detuvieron su amor, por lo que el nacimiento de su hijo aparece como la consolidación de su relación. “Él es el indicado, además del amor de mi vida, y es muy noble y compañero, pero no quiero contar tanto, porque a ver si me lo roban”, cierra la modelo, muy enamorada, entre risas.

Belén Francese está casada con Fabián Lencinas.

Por H.O.