@Rfilighera

Su niñez fue de responsabilidades compartidas con su mamá, atareada en su rol de ama de casa y cabeza de familia, ya que trabajaba todo el día. En tanto con su padre solo tuvo tres encuentros, él que murió cuando ella tenía 17 años. Luego, el colegio quedó de lado y la necesidad de aportar económicamente al hogar se erigió en su prioridad. Adriana Brodsky fue cadete, trabajó en una agencia de turismo, en un bazar y lavó cabezas en una peluquería.

Posteriormente, vinieron los estudios de danza, el ingreso al mundo de la publicidad, la televisión, el Negro Olmedo con su sin par "Manosanta", el incontrolable registro de la popularidad, la "acosadora" presencia de los paparazzis, su matrimonio inconcluso con Bautista "Tata" Yofre, secretario de Inteligencia durante la administración de Carlos Menem, los hijos y la vida misma. Hoy, a los 65 años, la actriz transita una impensada epopeya de reencuentro, análisis, propuestas por abordar; una etapa en donde la posibilidad de poder reinventarse tiene para Adriana el significado de una existencia plena, sin mochila alguna. Pero, nadie mejor que la actriz para expresar todo ese universo de sensaciones, búsquedas y deseos permanentes.

-¿Cómo va la vida en estos tiempos de pandemia?

-Es una etapa que la puedo definir como de un enorme sacrificio físico y también emocional. Por momentos, me siento hasta bipolar, un día bien y otro mal. Realmente, me quiebro. Es la pesadilla más espantosa que tuve en mi vida, porque veo y siento que se produce un retroceso fuerte. El esfuerzo es sobrehumano y sé que mucha gente lo siente así, no puedo ser feliz observando tanta desgracia, más allá que mi familia se encuentra bien en líneas generales.

-¿Adoptaste muchos cuidados?

-Realmente me sumé a todos los protocolos indicados y, también, mucho más. Esta situación nos genera temores por doquier.

-¿Qué situaciones de la vida te modificó?

-Modificó mi presente y futuro. Me estanqué en el tiempo y fui para atrás, cuando, precisamente, tenía planeado todo un año de viajes y sobre todo de trabajo. En consecuencia, me deprimí bastante, no podía ver a mis hijos y tampoco a mi familia. Hacía mucho tiempo que no me sentía tan sola y desprotegida. Sentí que no era libre y el mundo se desmoronaba.

-¿Retomaste algunas tareas de la casa que habían quedado pendientes en la normalidad pre-pandemia?

-Tomé tareas que te llevan tiempo; me dediqué a cocinar, limpiar cosas que lo necesitaban, descubrí el mundo de las series, me puse a dibujar, algo que no hacía desde hace años. Además, aproveché el tiempo para meditar y me esmeré mucho para enviar mensajes de fuerza a cada persona que me llamaba angustiada por la pandemia. También hice muchos videos caseritos para todos mis amigos, eso implicó, también, amigarme un poco más con la tecnología.

-¿Cómo observas, en líneas generales, el comportamiento de la sociedad argentina en esta pandemia?

-Creo que una gran parte de la sociedad se encuentra entre la espada y la pared. Y cuando eso pasa se desborda todo. A su vez, se encuentra un sector que mantiene el control de sus actos y que tiene que ver con un nivel más acomodado. Después, encontramos a los que tienen mucho dinero y que muchas veces pienso que viven en otra galaxia. Lo único que me queda claro es que esto le toca a cualquiera, más allá de su condición social o cultural.

-Tu hermano estuvo afectado de Covid, y pasó por un proceso bastante complicado.

-Sí, la pasó muy mal, como el resto de la familia. Solo así comprendés el dolor ajeno, cuando uno, inevitablemente, atraviesa por esa circunstancia. Hoy, gracias a Dios, mi hermano está bien y se recuperó. Precisamente, cuando estaba internado se le partía el alma de tristeza viendo cómo tanta gente se moría.

-¿Sos de añorar otros tiempos?

-Tengo una mezcla de nostalgia y enorme alegría que llega a emocionarme cuando me veo en algunos programas o fotos. Adoro ese pasado profesional, fueron años de gloria y hoy los disfruto mucho más que en esa época; creo que hay un momento para cada cosa y ese momento lo elige tu corazón.

Un dream tam: Divina Gloria, Brodsky, Silvia Pérez, Alberto Olmedo, Susana Romero y Beatriz Salomón.

-¿Hasta que punto el modo de hacer humor debió cambiar su estilo?

-El humor fue cambiando todo, solo quedan los hermosos recuerdos de aquellas épocas, hemos evolucionado con respecto a un montón de circunstancias. Hoy el humor es otra cosa y está perfecto. Por otra parte, el humor siempre te saca una sonrisa y una sonrisa es alegría, salud y energía.

-De vivir hoy el Negro Olmedo, ¿pensás que se hubiera reconvertido artísticamente?

-Es una pregunta que todo el mundo me hace y la respuesta es sí. Alberto hoy hubiera cambiado la temática de hacer humor y seguiría siendo el rey en lo suyo.

“Alberto Olmedo hoy hubiera cambiado la temática de hacer humor y seguiría siendo el rey en lo suyo”

Mundo personal

-¿Cómo te definís como mamá?

-Entiendo que nací mamá y hay cosas que conozco desde muy chiquita, me considero una mamá presente y también amiga de mis hijos (Javier y Agustina). Es la única manera de llegar a ellos, teniendo la responsabilidad de cumplir con esos roles tan complejos. Ser mamá es tomar la decisión de hacerte cargo del ser que llega con todo el amor que tenés y al que las vas a dar paciencia y entrega total. Y el sacrificio debe saber que en algún momento tus hijos se van y hacen su propia vida. Son independientes, pero el amor y la unión nunca desaparece. El resto, todo pasa: un trabajo, una pareja y hasta algunos amigos. Sin embargo, los hijos siempre van a permanecer dentro de nuestros corazones. Tengo una relación hermosa con ellos. Somos muy pegotes, nos decimos todo el tiempo que nos queremos, nos abrazamos, nos divertimos. Son hermosos, es lo mejor que tengo en la vida.

Con sus hijos, lo más importante para ella,

-¿Ves cambios en el concepto actual de pareja?

-El tema pareja también cambió mucho. Una de las cosas que caracterizan al ser humano es el poder de adaptación. Hay que adaptarse a las nuevas generaciones y los cambios. Está en uno quedarse en el túnel del tiempo, aunque yo me quedé bastante; sigo siendo romántica y me encanta la seducción.

-¿Proyectos?

-Tengo dos para realizar en la televisión, otro, también, en la costa y uno más para llevar a cabo en el exterior. Hace un año que no trabajo debido a la pandemia y no tener trabajo es letal. Te denigra.

Dos hermanos, dos historias diferentes

Con mucho brillo en sus ojos, Adriana Brodsky contó que "mi hermano Javier es un sol y lo adoro con todo mi corazón, es mi héroe, es el campeón. Tiene una gran valentía y una enorme sensibilidad que le posibilitó convertirse en escritor de varios relatos de ficción. Por otra parte, tiene una banda de rock que se llama "Old guri" (jóvenes viejos) y que grafica como nadie, determinados tiempos de la música, con mucho glamour y nostalgia, insertados, por otra parte, en una actualidad que tiene que ver con el rock y con la fusión hacia otros géneros musicales”.

Javier, su hermano y alma gemela.

Pero además de su historia con Javier, Brodsky tiene una anécdota insólita con otro hermano, medio hermano en realidad. Cuando ella tenía 26 años y ya era una actriz y vedette súper popular, descubrió que tenía un medio hermano. Mariano Brodsky tenía 14 años y era hijo de su padre con otra pareja.

Lo loco es que el adolescente estaba “enamorado” de ella, era su fan y tenía su cuarto empapelado con su rostro. “Un día abrió una revista y encontró una foto mía con mi papá, o sea, su papá”, recordó Adriana. “Ya no pasaba por si le gustaba la chica”, minimizó el shock de pensar en su hermano ennamorado, “pasaba porque quería saber quién era Adriana en realidad. Entonces lo fui a ver. Era un divino y empezamos a tener una relación muy de hermandad. Murió a los 30 años, de leucemia”.

Por R.F.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos