Por Leo Arias

@LeoAriasPrensa 

Luego de una delicada operación de columna, Adriana Aguirre habló con DiarioShow.com y dio detalles de sus últimos días, que estuvieron marcados de incertidumbre y miedos pero con la fe intacta.

La ex vedette y Ricardo García son una de las parejas más queribles del ambiente artístico. Sin embargo, en el último tiempo sorprendió y mucho verlo a él apareciendo solo en los programas de televisión. Hoy el hombre de las mil voces respira más aliviado por la recuperación de su amada.

Fue la propia Adriana Aguirre, quien apenas lleva tres días de recuperación, la que habló por primera vez con un medio: "Estoy en rehabilitación dentro de mi casa, empezando a caminar de nuevo. Fue una operación de columna muy difícil y peligrosa pero que gracias a Dios salió muy bien. Me operó el equipo del doctor Furman".

Sobre la operación dijo: "Duró tres horas y en este momento me estoy rehabilitando, me manejo en zapatillas en mi casa y voy tratando de sumar salidas esporádicas a partir de mañana. Tengo que hacer esto durante tres semanas, después vendrá la recuperación en el gimnasio. Pasé un momento muy difícil y doloroso".

"La operación duró tres horas. Pasé un momento muy difícil y doloroso"

Una operación de columna es una intervención delicada y Adriana le confesó a este portal que estuvo más ligada que nunca a la fe: "Me aferré a Dios, creo mucho en él. Creo que todos tenemos un día y una hora, esto fue por un accidente hace unos cuarenta y cinco días atrás con un dolor insoportable. Yo le dije al doctor: ‘Operame, pase lo que pase’. Por suerte sabía que estaba en las mejores manos con el doctor Cristian Fuster que también operó a Cristina Fernández".

Su marido también jugó un papel importante en toda esta historia. "Ricardo me acompañó a sol y a sombra, él fue la compañía más importante que tuve durante este tiempo. Me aferré mucho a él. Me entregué a las manos de Dios, ahora tengo que rehabilitarme", finalizó Aguirre.