Recientemente lanzó el videoclip de "Blindado",  uno de sus nuevos cortes de difusión en el que decidió cambiar el rumbo musical. Con una producción diferente, Uriel Lozano se va alejando de la cumbia santafesina romántica que lo hizo popular, y quiere "atrapar a las nuevas generaciones que hoy van a bailar", asegura, aunque "sin perder mi esencia". En charla con DiarioShow.com, el cantante se confiesa y prontamente habla de un tema que podría ser tabú para él, que es la comparación con Leo Mattioli. "Siempre fui un loco al que juzgaron mucho por Leo, siempre nos compararon, diciendo que lo quería imitar a él. Hoy, que grabamos algo diferente, la gente me dice que me fui al cara...". 

Con algunos cambios de velocidad en sus temas, y la adición de nueva instrumentación, Lozano se aleja del estilo que lo caracterizó en 20 años de carrera y le da un aire más pop. "He cambiado mucho el estilo, pero todo cambio tiene que ser para bien.  Surgió intentando mantener la esencia. Hace años que trabajo cantándole al amor y al desamor, canciones siempre mías, y decidí innovar. Quisimos hacerlo diferente, con trompetas y el tempo más rápido. Para las nuevas generaciones y para probar cosas nuevas. Las canciones tienen más fuerza".

Sobre la posibilidad de ser criticado al respecto, exclama que "a mi me parecía denso hacer siempre lo mismo. Creo que todos están haciéndolo, Karina, Dalila, y está bien, no me parece que hay que mantenerse en lo mismo porque te lo digan, no hay que trabajar para el qué dirán".

Sobre la popularidad, entiende que hay una gran diferencia entre un buen momento y el éxito. "Yo no vendo humo.Me va bien, vivo de la música. Pero la gente confunde el buen momento con el éxito. Yo tengo un gran momento, lo sostengo. Ser exitoso es reventar en todas las provincias. Voy a llegar a ese momento, a ser exitoso como Ulises Bueno ahora por ejemplo. Uriel como número no reventó en el país, pero ya va a llegar. He visto muchas modas, como la cumbia villera también, el único que sobrevivió fue Pablo Lescano, y otros estilos que pasaron"

Como fue dicho, a Uriel siempre lo persiguieron y criticaron por sus similitudes y diferencias con Leo Mattioli. Queriendo sacarse de encima esos demonios, simplifica: "Todos somos irreemplazables. Cuando Leo se fue de Trinidad me llamaron a mí porque tenía el timbre de voz parecido. Nunca tuve un problema con él, me dio una mano grandísima y es una persona que respeté mucho, y admiré mucho. Si supieran la relación que tenía con él... Pero repiten como loros. Antes me jodían esas cosas, me amargaban. Pero lo hablé con él yo, nunca fue un adversario".

Ver más productos

Ambrosio fue quien introdujo en Occidente el canto alternado de los salmos.

La Iglesia recuerda hoy a San Ambrosio de Milán

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos