@LuisVenturaSoy 

Cuando alguien repasa, lee o escucha las últimas declaraciones de Araceli González, queda claro que no es la misma mujer que supiéramos ver en las tapas de diarios y revistas como un símbolo femenino, estético, visual y con expresiones superficiales que no siempre se distinguieron por ser muy profundas pero que tuvieron mucha presencia y espacio en años pasados.

Hoy Araceli decidió hablar y castigar mucho más. Ya no es aquella jovencita casi naif de "La banda del Golden Rocket". Una vida con hijos ha pasado, y ahora las cosas son distintas. Se nota que su intención es ir hacia otro lado buscando un destino que evidente no la ha dejado muy satisfecha, evidentemente golpeada, malherida y pretende encontrarlo a través del reclamo, la ironía y hasta el sinceramiento de cosas que hablan de muchas cuentas que le han quedado pendientes.

Lo que antes se producía para mostrar una malla reducida, una osada pose o la última línea de vestidos, hoy son titulares y tapas en las que su blanco inevitable, ineludible e irritativo sigue siendo Adrián Suar, su ex marido, el padre de su hijo Toto y si preferís, el gerente de artístico y de programación de Canal 13 y la productora Pol-Ka, que sigue siendo una de las más fecundas en cuestiones de ficciones televisivas.

Y una vez más, Araceli orientó la lucecita roja de su láser señalador y disparó contra su ex marido Suar, después de tanto tiempo de estar separados y con circunstancias de vidas y estados civiles completamente diferentes. Ella le sigue reclamando a él cosas que no supo plantear en su momento, con números y acuerdos que quedaron definitivamente desplazados en el tiempo, pero Araceli decide reflotar en el momento que ella decide lanzar su propia productora de cine, junto a su actual pareja.

"Ella le sigue reclamando a él cosas que no supo plantear en su momento, con números y acuerdos que quedaron definitivamente desplazados en el tiempo"

Para los que somos meros testigos de estos ardores que surgen como el rencor después del amor, solo nos quedamos paralizados y atentos a lo que Araceli renueva cada vez que lanza o presenta algún emprendimiento en el medio.

LEE TAMBIÉN:  Fuerte reclamo de Araceli González: " Adrián Suar nunca quiso ir por el lado bueno"

Ella es dueña de sus palabras, sus actos y sus decisiones, pero si empieza a construir hacia adelante, sería saludable para su porvenir dejar de mirar para atrás, anclándose en las piedras que le dificultaron el camino y junto a sus nuevos compañeros de viaje decida poner primera y avanzar hacia el futuro, aunque haya cosas en el presente que le sigan distrayendo su mejor atención.

Vivir el presente mirando solo para atrás, condicionará que si inicia nuevos sueños, ellos arranquen hacia el mañana. Te lo digo yo.

Ver más productos

El beato Juan de Licio, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beato Juan de Licio

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos