@perez_daro 

Calificación: Excelente

"Si una película es buena, conocer su final antes de verla no cambiará tu opinión”, dice un refrán cinéfilo que resalta el entrelazado argumental de los cien minutos más o menos que puede durar un filme, en vez de supeditarse a lo que sucede en su desenlace. En el mundo actual está muy presente la cultura de “no spoilear” -no contar cosas importantes de la trama-.

En ese ámbito y como contraataque a ese pavor del Spoiler, se estrena “The Post: Los oscuros secretos del Pentágono”, que está basado en hechos de público conocimiento en Estados Unidos pero que no por ello, deja de ser una excelente película.

El filme está basado en los hechos reales de “Los papeles del pentágono”, escándalo político estadounidense sobre las causas y consecuencias de la Guerra de Vietnam que se expuso en la prensa y desató el odio contra Nixón a principios de los ‘70.

El director de The Washington Post, Ben Bradlee (Tom Hanks) y Katherine Graham (Meryl Streep), su editora, deben enfrentarse a un dilema ético cuando tienen en sus manos la investigación sobre los detalles de la guerra de Vietnam que el Pentágono guardó por muchos años, mintiéndole a la sociedad.

Las amenazas de cierre del diario por parte del gobierno los ponen en un dilema moral: Jugarse todo por la libertad de expresión, o callar y perder la credibilidad como medio de prensa.

En esta industria del espectáculo tan extraña, el director de “The post...” quiere retratar un momento histórico de Estados Unidos, contando una historia que la mayoría de los estadounidenses conocen enteramente, y la didáctica entra en juego para no solo mostrar planos como solo Spielberg puede hacer, aprovechando lo digerida que está la trama, sino que, con sus recursos únicos, el cineasta sabe como impregnar misterio a pesar de que su final ya sea de público conocimiento. La dupla Streep-Hanks hace que todo se magnifique aún más, con actuaciones memorables con estos dos históricos de Hollywood.