Jean-Paul Belmondo fue uno de los símbolos del cine. Reconocido por el movimiento “Nouvelle Vague” ("Nueva ola" en castellano), ya que fue uno de sus impulsores con la película, “Sin Aliento”.

Participó de 80 largometrajes, dentro de las más recordadas están: “À bout de souffle” (“Sin aliento”, “Al filo de la escapada”) o “L’homme de Rio” (“El hombre de Rio”). Además, trabajo en filmes con Vittorio de Sica (actor y director italiano) y Angès Varda (actriz y directora francesa).

En 1989 ganó el Premio César al mejor actor de la película “El imperio del león”, estrenada en 1988, pero lo rechazó. Años más tarde, en el 2016, ganó el León de Oro por su trayectoria, celebrado en el Festival Internacional de Cine de Valencia.

Jean-Paul Belmondo joven

Desde el 2001 se encontraba delicado ya que había sufrido un derrame cerebral. Al pasar el tiempo, se fue recuperando y pudo recuperar su sonrisa burlona conocida por todos.

Hoy por la mañana, cuando se dio a conocer la noticia de que había fallecido, su abogado, Michael Godest, declaró: “Estaba muy cansado desde hacía algún tiempo. Se apagó tranquilamente”