@perez_daro

Califiación: Muy buena 

Diez años de acción, superhéroes, escenas exageradamente explosivas y gags de todo tipo, comienza a despedirse con “Avengers: Infinity War”. El intenso Universo Cinematográfico de Marvel cumple un ciclo, tras películas grupales de “Los Vengadores” (dos antes que ésta), otras individuales (tres de Thor, de Iron Man, y de Capitán América, más una de Hulk) y algunas otras de sus estrellas (Spiderman, Guardianes de la Galaxia, Ant-Man, Doctor Strange, Pantera Negra).

Si bien no es el final de la saga, porque quedan más de esta “fase 3”, “Infinity War” tiene aires de desenlace porque la historia de las gemas del universo de la que se habló en muchos de estos filmes estrenados tiene su trama aquí, y es la primera gran reunión de todos los superhéroes marvelianos que conocemos hasta la fecha.

Es importante resaltar que si bien no es obligatorio haber visto las otras películas del Universo Marvel para disfrutar de este estreno, el hecho de no conocer hará que algunas partes de la trama se pierdan y ni hablar del desarrollo de los personajes, que fueron evolucionando mucho en la “década ganada” de este ciclo. Con eso en mente, el inicio de la película se da tras los eventos de “Capitán América: Guerra civil”, en donde Los Vengadores se separaron.

Thanos -el mejor villano en pantalla en estos años- ya tiene una gema y busca las cinco restantes para un guante que finalmente le dará todo el poder sobre el universo. El filme girará en torno a esa búsqueda, y a los Vengadores y sus aliados intentando detenerlo en varios frentes. Iron Man, Dr Strange, los Guardianes de la Galaxia y Spider Man en el espacio, mientras en la tierra Capitán América, Hulk, Pantera Negra y todo el pueblo de Wakolda se preparan para recibir al ejército de Thanos, que irá tras Vision (quien, como sabemos, fue creado gracias a una de esas piedras que necesita el villano).

Thor, por ser el que más conoce de las situaciones interestelares, intentará crear un arma capaz de destruir al gigante al que se enfrenta el grupo. En 149 minutos de duración, Infinity War comprime comedia, drama y mucha épica en una película equilibrada (algo que últimamente se le criticaba a Marvel que le faltaba), y que dejará a todos con ganas de más.