@AnaliaCab

Daban ganas de volver a ver a Kate Beckinsale en un personaje de acción. "Jolt", película recién estrenada en Amazon Prime Video, prometía una suerte de "Crank" feminista -lo cual no estaría nada mal- si no fuera porque el rol de Kate se queda a mitad de camino entre la locura de Jason Statham en aquel filme y la violencia vacía de su Lindy.

Si Statham necesitaba (en "Crank 2") una descarga eléctrica para que su corazón artificial no se detuviera y por ende, morir, aquí la protagonista requiere un shock para calmar su mal temperamento y no destrozar objetos y personas. No hay explicaciones para esto salvo que Lindy padece desde niña un extraño trastorno neurológico que le hace experimentar impulsos de ira extremadamente violentos ante cualquier frustración cotidiana.

Su fuerza es también desproporcionada para una chica de su tamaño y por supuesto, terminó siendo objeto de numerosos y crueles estudios que no lograron demasiado más que terminar de arruinarle el carácter. Sólo un psiquiatra temerario (Stanley Tucci) da en la tecla y construye un dispositivo con electrodos en distintas partes del cuerpo de Lindy que, mediante un mando portátil, le da pequeñas descargas calibradas que inhiben el impulso casi asesino.

Piñas van, piñas vienen.

Así anda por la vida, con el aparatito en la cartera, cero ganas de hacer amigos y mucho menos enamorarse. Cada vez más antisocial, decide un día darse una chance en Tinder y conoce a un hombre diferente, que comprende su problema y la hace sentir querida y deseada. Pero el candidato a novio, un amable y apuesto contador, es encontrado muerto, lo que desata la furia de Lindy y una cadena de situaciones inverosímiles -aún en el contexto del que partimos- y repetitivas.

¿Hay cierto placer en ver a Beckinsale apaleando machos bravucones? Sí, claro. Olvidando que es muscularmente imposible que tenga esa fuerza alguien de su contextura, estamos viendo una comedia de acción y podemos perdonarlo. Pero a veces, en pos de mostrar mujeres fuertes, algunos/as realizadores -en este caso Tanya Wexler ("Hysteria" 2011) termina caricaturizando a su heroína, como un mal John Wick, supeditando sus decisiones, inseguridades y objetivos en base, justamente, a los hombres.

La actriz de "Underworld" habló sobre "Jolt" con el portal Screenrant.com: "Si bien Lindy no está feliz con el hecho de no poder controlar sus impulsos, es bueno ver a alguien no reprimirse. Ella es leal, y está tratando de mejorar. Creo que está luchando contra esta condición que la aqueja y a mí misma me pasa que intento bajar la ansiedad y el enojo muchas veces. Es algo con lo que siempre estás negociando, tratar de ser menos así".

Acerca de su estado físico admitió que "no tuve mucho tiempo para entrenar, de todas formas no quería que mi personaje pareciera una superheroína sino un ser humano casi normal".

A.C

¡Mirá el trailer de "Jolt"!