Volvió Pennywise. 

@perez_daro

Este Día de la Primavera no traerá sólo flores, ya que casualmente hoy se podrá ver en pantalla grande a Pennywise, el payaso más terrorífico del mundo. Esperada con ansias por fanáticos del cine de terror, seguidores de Stephen King (autor de la novela original que fue adaptada) y cinéfilos en general, esta primera versión cinematográfica de “ It” llega de la mano de Andy Muschietti, director argentino que está radicado hace muchos años en Estados Unidos.

Todo comienza con la emblemática escena de Georgie (Jackson Robert Scott), cuando un día de lluvia se acerca a una boca de tormenta para buscar el barco de papel con el que jugaba y es interceptado por Pennywise (Bill Skargard).

Desde ese momento, la expectativa por el modelo de payaso 2017 se convierte en realidad, y es, en verdad, espeluznante. Bill (Jaeden Lieberher) juntará a sus amigos Richie (Finn Wolfhard), Eddie (Jack Dylan Grazer), y Stanley (Wayatt Oleff) para convencerlos de que su hermano sigue vivo y que lo ayuden en su búsqueda.

Se debe decir sobre “ It (Eso)” en su “Capítulo 1”, como está citado el subtítulo para advertirnos que esta es sólo la primera parte de una historia que continuará, es que es una película llevada por tres emociones/ géneros bien definidos.

Por un lado, la parte más sentimental, que es la construcción de amistad grupal de “Los perdedores”, como se hacen llamar los chicos por su poca “popularidad”.

Esto será el motor principal del filme, pues a través de su unión descubrirán su fuerza, y tanto sus desarrollos individuales como de interrelación también sumarán comedia y drama al género de terror, que es otro de los elementos esenciales de la estructura tripartita del largometraje.

Obviamente, el payaso como catalizador del miedo es lo que llevará adelante la narrativa porque todo apuntará hacia él, tratando de adelantarse a la cacería que el mismo Pennywise lleva a cabo. Para que los factores mencionados funcionen, el engranaje que los conectará es el miedo psicológico que vendrá a consecuencia de los temores que forman parte de la personalidad de los protagonistas.

Este es uno de los cambios más personales del film, pues Muschietti, quien tuvo a su disposición el excelente guión de su hermana Bárbara, decidió modificar los temores de los niños y en lugar de supeditarse a monstruos famosos de cine y TV, los encarnó en cuestiones más humanas (hipocondría) e incluso temas difíciles de tratar (abuso sexual).

Esta versión de “ It” se toma licencias pues el libro original da esa libertad, pero sin perder de vista que toda la concepción de terror e incluso de Pennywise está arraigada a la perspectiva juvenil, avanzando sobre la premisa de que el peor fracaso es incentivar nuestro propio miedo en lugar de enfrentarlo.