@AnaliaCab

Parte de ese fenómeno que ocurre con películas algo olvidadas cuando tienen su segunda oportunidad en Netflix, "Igor Grom contra el Dr Peste" fue de 0 a 100. El filme ruso se convirtió en parte del top ten de la plataforma hace unos días y méritos le sobran, al menos de arranque, para despertar curiosidad.

Basada en la serie de cómics "Mayor Grom" de la editorial rusa Bubble Comics y creada por Artiom Gabrelianov, la cinta fue lanzada en 2017 como un cortometraje en la Comic-Con de Rusia. En la pantalla grande no hizo mucho ruido, pero el streaming a veces logra milagros.

La sinopsis de la película indica: "Igor Grom es un hábil policía de San Petersburgo, conocido por su naturaleza atrevida y su actitud intransigente hacia los criminales de todo tipo. Fuerza increíble, mente analítica e integridad: estas cualidades hacen que el comandante Grom sea el policía perfecto. Trabajando incansablemente, siempre avanza y se enfrenta a los desafíos que se interponen en el camino".

Y cumple. Por momentos el filme parece la versión rusa de la genial serie "Brooklyn 99": la comisaría de San Petersburgo vibra al ritmo de este detective desfachatado cuyos métodos poco convencionales lo suelen meter en problemas. Pero también es el mejor de todos, el que llega adonde nadie más, quien piensa diferente. Por eso, es admirado y envidiado.

Claro que a él no le interesa nada de eso. Solitario y desconfiado, puede ser un poco "bully" a veces, en su afán de no dejar que nadie se acerque demasiado. El complicado caso de un justiciero vigilante a lo Batman, lo pone a prueba. 

En la era de las redes sociales, un misterioso personaje que actúa disfrazado con capa y una máscara que remite a los médicos de la época de la Peste Negra, revoluciona la ciudad castigando cruelmente a aquellos millonarios y empresarios abusivos con nula consciencia social. Todo lo transmite en vivo, con lo cual enciende la mecha de una nueva revolución entre los jóvenes que pronto sumerge la ciudad en el caos.

Tikhon Zhiznevsky encarna al particular detective que empieza a investigar el caso. Tiene carisma  y despliegue físico, aunque lo que promete al inicio de la película se diluye lentamente conforme avanza una historia que, en pos de mostrar mucho, no profundiza en nada.

El actor, de 32 años, debutó en el cine en 2006. Muy activo en redes sociales, se define como autocrítico, y en una entrevista contó que ejercitó duro un mes para este papel, pero luego de varias escenas de acción en que empezó a lastimarse, pidió un doble. Acerca de su rol y cómo se lo ve en su país, opinó: "Este filme es una muestra de la percepción rusa, de ver superhéroes en la gente común, y en sus acciones. Igor no tiene superpoderes, simplemente no es corrupto y vive con su salario de detective policial".

A.C

¡Mirá el trailer de "Igor Grom contra el Dr Peste"!