@perez_daro

Ver más allá cuando no se tiene conciencia de lo que está enfrente nuestro no tiene sentido. Intentar evolucionar como raza, o como especie, cuando aún nos falta aprender de lo que ya tenemos a nuestro alrededor, tampoco. "Ad astra" habla de esas distancias, de la falta de vínculos cercanos, de anteponer un compromiso exterior a uno interior, pero principalmente de la repetición y la ruptura de ciclos. "Creo que de tanto hablarnos de estrellas nos olvidamos de mirar al cielo" dice una canción del grupo Todo Aparenta Normal, que sintetiza esa necesidad de buscar afuera lo que encontraríamos dentro. 

Por su capacidad de mantenerse equilibrado en situaciones de extremo estrés, a Roy McBride ( Brad Pitt) le asignan una difícil tarea: contactarse con su padre, a quien creía muerto. Clifford McBride (Tommy Lee Jones) partió hace muchos años como capitán de una nave para explorar el espacio y buscar vida inteligente más allá de lo conocido, pero al perder contacto con el equipo, todos lo dieron por muerto, y por ello Clifford era considerado un héroe. Roy es la única esperanza de dar con el paradero de su padre, y de eso depende la vida en la tierra: una serie de descargas misteriosas desencadenó catástrofes en nuestro planeta que causaron miles de muertes, y se cree que la nave de Clifford tuvo algo que ver. Roy, quien siempre mantuvo distancia de su padre, física y emocional, comienza a cuestionar su propia vida y sus decisiones, ya que, como verá ante sus ojos, la manzana quizás no haya caído muy lejos del árbol.

La ciencia ficción, dentro de la literatura y el cine, ha sido un género que siempre ahondó en cuestionamientos humanísticos y reflexivos. "Ad Astra" es mucho más que un posible futuro, sino también un posible presente, y por ello, además de mostrar paisajes estelares y gravedad cero, su visión precisará de mucho compromiso de parte de la audiencia, algo que se agradece entre tanta condescendencia actual.

Si bien por momentos satura entre el contenido de imagen y libreto con un exceso de voz en off y explica demasiado, el lenguaje que utiliza James Gray para narrar es exquisito, principalmente cuando usa recursos como las evaluaciones psicológicas que deben hacerse los astronautas periódicamente, escenas en las que el cineasta aprovecha para adelantar eventos, detallar hechos del pasado y acercarnos más a Roy. A pesar de no tener la repercusión que tuvo "Había una vez en Hollywood", en este filme Pitt se luce mucho más, mostrando una actuación intimista y comprometida.

¡Mirá el trailer!

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy la Inmaculada Concepción de María.

La Iglesia recuerda hoy la Inmaculada Concepción de María

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos