@perez_daro 

"Whenever I’m alone with you, You make me feel like I am young again" (“Cuando estoy solo contigo me haces sentir que soy joven de nuevo”). Ronit (Rachel Weisz) y Esti (Rachel McAdams), por primera vez juntas después de mucho tiempo, escuchan en la radio la letra de una canción de The Cure. El tema enciende algo dormido en ellas. Sin embargo la canción sigue y llega la frase “However far away I will always love you” ("No importa cuán lejos, siempre te amaré), y Ronit apaga el aparato.

Rachel Weisz y Rachel McAdams

Algo no dicho, escondido, las pone en una situación incómoda. Minutos después las mujeres se besan, pero se contienen y una de ellas se va. “El otro día me comporté como una adolescente, como una insensata”, dice Esti disculpándose por lo ocurrido ante Ronit. Las dos fueron criadas en la comunidad judía ortodoxa en Inglaterra, pero fuera de lo considerado “natural” para la religión, se enamoraron.

Rachel McAdams y Rachel Weisz 

Ronit se fue y volvió para el velatorio de su padre, ante la mirada acusadora de su familia. Esti se quedó y se casó con su mejor amigo (Alessandro Nivola), ahora rabino. En ese mundo de prohibiciones el amor de Ronit y Esti resalta. No es lo normal. Es insensato. Así se sienten juntas y por esa rebeldía pueden ser expulsadas. El filme estrenado el jueves explora en el drama por ese amor prohibido y su reencuentro genera mil preguntas en ambas. Oscuro, tenso, y romántico, imperdible para ver.

¡Mirá el trailer!