DIEGO: "NO FUE EL MEJOR CUMPLEAÑOS" "LA VIDA SIN VISTA NO TIENE SENTIDO" "GRACIAS, HASTA DIOS SE ALEGRO DEL AMOR QUE RECIBI" "VOY A SER LA LEONA DE FEDE BAL EN MAR DEL PLATA" "LAS PELICULAS PORNO SON MARAVILLOSAS" AL SOL, LOLY CARGA ENERGIA PARA CARLOS PAZ "A GUIDO LE IMPORTA MAS LA CAMARA QUE SUS OJOS" "NO ME EMBARAZARIA CON UNA PERSONA QUE ESTA PRESA"
POLICIALES |
  UNA LEYENDA DE LA DELINCUENCIA
20.04.2011 | 09:35 hs.

ASI VIVE HOY "LA GARZA" SOSA

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
La Garza en su nuevo trabajo: el lavar autos (Diario Crónica)
La Garza en su nuevo trabajo: el lavar autos (Diario Crónica)

Se trata del ex lugarteniente del Gordo Valor. Tiene un lavadero de autos, un bar en Quilmes, promete empezar una web “de artes y espectáculos” y está por sacar un libro que inspiró una película: “Siempre quise ser actor”, confesó. Estuvo 13 años preso y dice en una nota con el diario Crónica: “No violé, no maté, no soy ortiva”.

Hugo “La Garza” Sosa es toda una leyenda de la delincuencia nacional. Ex lugarteniente del Luis "El Gordo" Valor estuvo 13 años preso sin una condena firme, pero acusado de varios delitos, entre los que se le imputa la muerte de dos custodios en uno de los cinco asaltos a camiones de caudales que él y la superbanda de Valor realizaron. “No violé, no maté, no soy ortiva”, dice hoy Sosa, en un mano a mano con el diario Crónica.

Protagonizó una fuga de película en 1994 cuando, a tiro limpio, dejó el penal de Devoto. Tan de película fue esa fuga que será recreada en la película “El túnel de los huesos” y su papel lo hará Raúl Taibo.

Además Sosa contó de un encuentro que tuvo con Adrián Suar, cuando confesó que lo ayudó a grabar escenas de “Poliladrón” estando preso y, al finalizar, “Me regaló una bolsa inmensa de chocolates y de cigarrillos que me duró varios días”. Quizás por eso no sorprenda que la Garza quiera abrir su propio teatro y que confiese: “mi sueño siempre fue ser actor”.

Quizás su vida sea un ejemplo de que la restitución social es posible. Hoy, a cinco años de haber sido liberado por la Cámara de Casación, Sosa rearmó su vida: tiene un lavadero de autos sobre la Avenida Calchaquí, en Quilmes, un pub y hasta fundó una escuelita de fútbol “Volver al Potrero”, que ahora dejó porque “no me daban los números”.

“Ahora voy a ganar plata con trabajo”, dice la Garza, risueño y, enseguida sorprendió: “Cuando vos tenés hambre tenés quer ser inteligente. Estoy por armar en Internet una página de arte y espectáculos”.

El ex peligroso delincuente, mantiene sus negocios en compañía de Walter Gazzolo, su abogado, vive de lo que le da el lavadero de autos que posee: “Hago valet parking”, dice riéndose. “La gente me deja la llave y a veces yo mismo se los busco en sus casas”, relató.

Se ve como un auto, con una baliza azul, recorre la zona: “Es la seguridad privada, la pagamos entre todos- cuenta- hay mucha inseguridad acá”, afirmó. Suena irónico, pero es así. Ahora, la Garza se cuida de la inseguridad.

Sosa también está por dar a conocer su faceta de escritor, ya que está a punto de sacar a la luz “Memorias de un pesado”, el libro donde relata sus andanzas con la superbanda de Luis “El Gordo” Valor y que inspiró la película próxima a salir sobre la cinematográfica fuga del penal de Devoto.

¿Y cómo es su pub? Está al lado del lavadero y las paredes están decoradas con discos de vinilo de Elvis Presley y de Frank Sinatra, una herradura blanca, algunos grafittis y dibujos de Iron Maiden y guitarras eléctricas pintadas también de negro. “Estamos colocando en las paredes los maples de huevos que nos regala el gallego del supermercado para insonorizar el lugar”, cuenta.

¿Una sala de ensayo? Sí, y, en ella, es muy probable que suene “Necrofilia”, la banda del hijo del ex peso pesado de la delincuencia.

Sosa vive con su mujer, la artista plástica Lili y con su hijo Luciano, que tiene síndrome de Down: “Entre otras cosas, por él cambié mi vida. Mi hijo mayor es el músico y del medio está en segundo año de medicina”, cuenta como cualquier padre orgulloso.

Para el final, Sosa se quiebra al hablar de Néstor y Cristina ¿el motivo? “Hicieron mucho por los derechos humanos en las cárceles”.

Además reveló que, mientras estuvo preso, la radio fue su contacto con el mundo exterior. Pero eso son días pasados, días que parecen de otra vida. Hoy la Garza Sosa es un ciudadano común y, por que no, un empresario emprendedor con ideas y con ganas. No hay caso, cuando se quiere, se puede.

   Twittear

Comentarios

ASI VIVE HOY "LA GARZA" SOSA

comunidad
Del.icio.us Digg Enchilame Facebook Flenk Fresqui Google Meneame MySpace Technorati Twitthis Yahoo
Seguinos en...

Copyright 2014 Marketing y Publicidad S.R.L - Todos los derechos reservados -

CANALES RSS | CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | CONDICIONES DE USO