"ME ENTERE POR CRONICA QUE MI VIEJO ESTABA PRESO Y FUE TREMENDO" A VICKY XIPOLITAKIS UN FAN LE REGALO UN AUTO LAS "GOMAS" DE CHARLOTTE EN "PELIGRO, SIN CODIFICAR" "ESTOY LOCA DE AMOR" CRISIS FAMILIAR EN "VECINOS EN GUERRA" VITTO JUSTIFICO LOS DICHOS DE MOUCHE LOS NOMINADOS A LOS PREMIOS GARDEL ANGELINA, CUMPLEAÑOS CON MUCHO AMOR CANOSA PRESENTARIA A MARTINA... ¿DONDE? LA CARTA DE PANAM A SU HIJITA CHIARA CONFESIONES DE LA EX DE TINELLI MARKY RAMONE VUELVE A LA FELIZ PARA MOUCHE "ES UN PAIS DE MIERDA" VERONICA OJEDA PUBLICO FOTOS DE SU HIJO "YO COBRE CUANDO FUI A LO DE SUSANA" INTERNARON A LUIS VENTURA EL DOLOR DE BELEN FRANCESE KARINA, EN MIAMI, ALEJADA DEL ESCANDALO FLAVIA INSISTE: "NO HICE NADA" "LA PELU" CUMPLIO 200 POGRAMAS
LOS SECRETOS DEL CINE |
  DIVINAS
08.11.2010 | 11:20 hs.

MADURAS CON CHICOS JOVENES, COCTEL EXPLOSIVO

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
Una belleza...
Una belleza...

Por HORACIO FERNANDEZ. A lo largo de las últimas cinco décadas, el cine contó con actrices muy bellas y poseedoras de un poderoso encanto otoñal. Más de una vez, la pantalla relató historias donde esa atracción fue devastadora en el sexo opuesto, y sobre todo en los más jóvenes.

Como la lista es bastante extensa, elegimos sólo algunas de ellas, y como toda selección es arbitraria y subjetiva, sobre todo si pensamos que dejamos de lado espectaculares mujeres como Maria Félix o nuestra Isabel Sarli.

Y así arrancamos la lista, con Francia, que tuvo tres nombres de lujo: Brigitte Bartdot , Jeanne Moreau y Catherine Deneuve.

La primera aportó un soplo de juventud y sensualidad que fascinó a las audiencias masculinas sin límite de edad, como por ejemplo en Y Dios creó la mujer (1957/Roger Vadim); Amores célebres (1961/Michel Boisrond) o El reposo del guerrero (1962/Roger Vadim).

Su paso por el cine no superó las dos décadas, ya que a comienzos de los setenta se retiró sin demasiada gloria convirtiéndose en genuina y esforzada ambientalista.

Más extensa fue en cambio la trayectoria de Jeanne Moreau, quien suplía la belleza explosiva con una sensualidad que se expresaba a través de su forma de caminar, de la mirada, de su elegancia y de su voz.

En 1958 electrizó a las audiencias en Los amantes (1958/Jeanne Tournier), un film adelantado a la época que contaba el amorío relámpago de una dama de sociedad con un hombre más joven, aburrida por un matrimonio sin pasión.

La Moreau no eludió papeles polémicos como por ejemplo en Jules et Jim (1962/Francois Truffaut), poniendo en pantalla una convivencia entre tres...tema tabú para la época, o Diario de una camarera (1963/Luis Buñuel), donde encarnaba una mucama que enciende el deseo de los cuatro hombres de la casa donde trabaja, sin distinción de edades.

Se puede agregar que en 1965 el western Viva Maria (Louis Malle/1965) tuvo en el protagónico al dúo Bardot/ Moreau, pero no chocaron los planetas como se pensaba, porque resultó una película mediocre.

También está Catherine Deneuve, otra diva del cine galo, que pese a la madurez mantiene su encanto.

En su extensa carrera refulgen varios filmes notables, como Tristona (1970/Luis Buñuel), donde era una joven recién salida del secundario que fascinaba al respetable pero ya sexagenario Fernando Rey, a cuyo cargo quedaba al fallecer su madre. Con el mismo Buñuel había protagonizado Belle de Jour (1967), como un ama de casa que tenía una doble vida : dedicada esposa y al mismo tiempo prostituta profesional.

Italia no se quedó atrás en cuanto a bellezas fuera de serie. Ahí están los nombres de Gina Lollobrígida, Sofía Loren y Claudia Cardinale, nada menos.

La primera fue la bomba italiana de los cincuenta, prácticamente desde Pan, amor y fantasía (1953/Luigi Comencini), donde su belleza natural impactó a las audiencias.

Era una muchacha aldeana que enamoraba a todos, sobre todo al nuevo jefe de policía, el ya muy maduro Vittorio De Sica.

La actriz visitó nuestro país en esa década y efectivamente era una verdadera beldad que deslumbró a todos por igual. Incluso cuando regresó en 1979 seguía siendo muy atractiva, como lo constató quien esto escribe durante una entrevista en Canal 9.

Sofia Loren, también fue una bomba sexy, aunque mejor actriz que Gina. Poseedora de una sensualidad y elegancia distintivas, cualidades que revalidó, ya septuagenaria, hasta en sus últimos filmes.

Con suerte despareja filmó varias películas en Estados Unidos, pero nunca alcanzó el nivel de trabajos como Dos Mujeres (1960/Vittorio De Sica), con el que ganó el Oscar a mejor actriz y Un dia muy particular (1977/Ettore Scola), junto al gran Marcello Mastroianni.

Claudia Cardinale
fue considerada la respuesta italiana a Brigitte Bardot. Aunque más allá de su belleza, pudo demostrar su talento histriónico con directores como Luchino Visconti en Rocco y sus hermanos -1960- y El Gatopardo -1963-; Liliana Cavani: La piel -1981- y Werner Herzog, Fitzcarraldo -1982-, por mencionar algunos de sus trabajos más recordados.

Y en este breve recordatorio han quedado excluídas bellezas como Silvana Mangano, Marisa Allasio, Silvia Koscyna y Silvana Pampanini.

Hollywood, el sinónimo del cine estadounidense, tiene en su haber numerosas actrices que siguieron embelleciendo la pantalla en su edad madura, desde Laureen Bacall, Shirley Mac Laine, Janet Leigh, hasta Barbra Streissand, Faye Dunaway y Susan Sarandon, que sin ser beldades explosivas, hicieron gala de un sexapeal bien probado en numerosos filmes.

Lamentablemente, las carreras de Marilyn Monroe y Grace Kelly quedaron truncas por motivos distintos, de otro modo, es muy probable que todavía estuvieran vigentes.

Pero en los últimos años las dos veteranas que mejor encajaron en el atractivo de mujer madura fueron las británicas Joan Collins y Jacqueline Bisset, cuyas carreras se desarrollaron mayormente en Norteamérica.

A ellas dos se agregaron Sharon Stone y Demi Moore, las que junto al dúo inglés figuran en el rubro "comehombres", sin distinción de edades.

Bisset fue en sus mejores años una belleza clásica que intervino en filmes como Bullita, con Steve McQueen (1968/Peter Yates); Aeropuerto (1970/George Seaton), film original que disparó una serie de secuelas; y sobre todo merece figurar en este recordatorio por Clase (1983/Lewis John Carlino), donde era la desinhibida seductora del compañero de clase de su hijo adolescente. Fue considerada una de las mujeres más bellas de su época. Por suerte para nuestros ojos aún continúa trabajando y ya filmó dos películas que se estrenarán en 2011.

Por su parte, la carrera de Joan Collins es más extensa, ya que comenzó en los años cincuenta y en poco tiempo fue la partenaire de muchos galanes de la época en medio centenar de filmes, en los que alternó roles sexys como El amor breve, (1969/Romano Scavolini), donde seducía al hijo de su mejor amiga; y La perra (1978/Quentin Masters) en la que protagonizaba a una ninfómana.

Pero fue la televisión quien la convirtió en superestrella, con su rol de Alexis Carrington en Dinastía (1981/1989), donde no dejó maldad por cometer.

Aún hoy se mantiene activa, sobre todo en televisión, con 77 años cumplidos, y no hace mucho tiempo se casó con un hombre de 36 años que podría ser su hijo.

Sharon Stone
, nativa de Pennsylvania, debutó en el cine cerca de sus treinta años con un pequeño rol en Polvo de estrellas (1980/Woody Allen). Recién en 1987 empezó a hacerse notar en Las minas del Rey Salomón (Gary Nelson); o en Locademia de Policía 4 (Jim Drake). En 1990 apareció junto a Arnold Schwarzenegger, en Vengador del futuro (Paul Verhooven), pero su llegada a la popularidad mundial se la dio una comehombres: la ninfómana Catherine Tremell de Bajos Instintos (1992), donde Verhooven la convenció de hacer una escena sin ropa interior.

Era un interrogatorio policial y el realizador le juró que no la iban a enfocar "allí", pero que debía cruzar las piernas lentamente. Aún hoy, la rubia insiste en que no le dijeron la verdad, pero reconoce que su carrera resultó más que favorecida por esa escena.

Desde entonces su mejor trabajo fue en Casino (1995/Martin Scorsese), donde encarnaba a la esposa de Robert De Niro, una mujer drogadicta que vive un verdadero infierno. Por este trabajo, Sharon fue nominada para el Oscar a mejor actriz, y ganó el Globo de Oro en la misma categoría.

Se dice habitualmente que las morenas son más sexys que las rubias, pero Sharon Stone puede ser la excepción a la regla.

La última de las maduras que sigue dando que hablar no solo por su belleza o por su capacidad histriónica es Demi Moore, Demi es diminutivo de Demetria, su nombre real.

Luego de integrar elencos de series televisivas, tuvo su primera oportunidad en El primer año del resto de nuestras vidas (1985/Joel Schumacher), donde para integrar el elenco en el personaje de una adicta a las drogas, debió firmar un contrato que estipulaba que tenía que ponerse en tratamiento para su adicción en la vida real.

Fue pareja de Emilio Estévez (hijo de Martin Sheen y hermano de Charlie). Casada primero con Freddie Moore, luego con Bruce Willis, con quien tuvo 3 hijas, y actualmente es la esposa de Ashton Kutcher, desde 2005, haciendo caso omiso a los 16 años de edad que los separan.

Los roles que la convirtieron en sinónimo de belleza fueron Ghost (1990/Jerry Zucker); Propuesta indecente (1993/Adrian Lynne) y sobre todo la acosadora de Acoso sexual (1994/Barry Levinson), donde Michael Douglas era, por decirlo de alguna manera, su víctima.

Claro que la de Moore/Kutcher no es la única pareja con notorias diferencias en la edad. En el mundo del cine también están : Cameron Diaz (33) y Justin Timberlake (24); Bárbara Hershey (57) y Naveen Andrews (36); Geena Davis (49) y Reza Jarrahy (34); Susan Sarandon (58) y Tim Robbins (46); Francesca Annis (61) y Ralph Fiennes (42), Michael Douglas (66) y Cahterine Z. Jones (41); o Tom Cruise (48) y Katie Holmes (32).

Historias de amor cinematográficas, más allá de las edades

Son varias las películas que en su momento llamaron la atención por la diferencia de edad de las parejas que protagonizaban las historias de amor o de sexo.

Una de las pioneras fue El graduado (1967/Mike Nichols), con Dustin Hoffman y Anne Bancroft, donde un joven de 21 años es seducido por la esposa del socio de su padre en una escena que pasó a la historia por su sencillez y lenguaje.

Preparen los pañuelos (1978/Bertrand Blier), en la que Gerard Depardieu está casado con una maníaca depresiva (Carol Laure) y trata de sacarla adelante como sea, incluso consiguiéndole un amante de 13 años que muy pronto logra el milagro.

Class (1983/Lewis John Carlino), con Jacqueline Bisset, Rob Lowe y Andrew McCarthy. Un adolescente es seducido por la madre de un compañero de estudios.

Mi querido intruso (1991/Lasse Hallstrom).Con Richard Dreyfuss y Holly Hunter.

Una mujer con problemas en su vida universitaria y de relación conoce a un hombre bastante mayor de quien se enamora. Pronto se casan, pero esa es otra historia.

Pasión sin barreras
(1990/Luis Mandoki).Con James Spader y Susan Sarandon. Un treintañero lleva una vida de ermitaño luego de la muerte de su joven esposa. La camarera de un bar, varios años mayor que él, le va devolver las ganas de vivir.

Lolita (1997/Adrian Lyne). Con Jeremy Irons, Dominique Swain y Melanie Griffith, y Lolita (1962/Stanley Kubrik), con James Mason, Sue Lyon y Shelley Winters. Dos versiones de la célebre novela de Vladimir Nabokov adaptada en diferentes décadas.

Humbert es un europeo refinado, brillante, atractivo, que viaja a una ciudad de Nueva Inglaterra para ocupar un puesto de profesor. Una vez allí se hospeda en casa de una voluptuosa viuda, Charlotte, que ve en Humbert la materialización de sus fantasías provincianas. Pero Humbert oculta una herida en su espíritu: el recuerdo de un frustrado amor de adolescencia. En la casa también está Lolita, hija de Charlotte, que resulta ser su sueño hecho realidad. Una realidad que en ocasiones puede ser cruel.

Belleza Americana (1999/Sam Mendes).Con Kevin Spacey, Annette Benning, Mena Suvari. La historia gira en torno a Lester Burnham, un cuarentón en plena crisis existencial. Su vida es aburrida y rutinaria, hace años que no asciende en su trabajo.

Además, Carolyn su mujer, es un poco excéntrica; su hija Jane está entrando en la pubertad, con lo que Lester se encuentra en el ojo del huracán de todos los problemas de la familia. Es entonces cuando comienza a sentirse atraído por Angela, amiga de su hija, lo que le traerá todavía más dolores de cabeza.

Lovely and amazing (2001/Nicole Holofcener). Con Catherine Keener y Jacke Gyllenghaal. Una mujer de 36 años, casada, en medio de su opaca vida conoce a un adolescente con quien vive un intenso amor.

La profesora de piano (2001/Michael Hanecke). con Isabelle Huppert y Benoit Magimel. Basada en la novela de la premio nobel austriaca Elfriede Jelinek, cuenta como una profesora de piano con tendencias de voyeur es acosada por un joven alumno a quien primero desalienta para luego incluirlo en sus juegos sexuales.

Otoño en Nueva York (2001/Joan Chen). Con Winona Ryder y Richard Gere. Una vez más, la historia de una pareja con gran diferencia de edad. El puede ser su padre, pero el amor todo lo puede aunque ella padece una enfermedad terminal y su deseo era tener una aventura de amorosa antes de enfrentarse a su final.

Mientras haya hombres (2001/John McKay). Con Andie McDowell, Kenny Dougthy. Andie McDowell es una atractiva profesora que se relaciona seriamente con un ex alumno.

Una mujer infiel (2004/Todd Wililiams). Con Kim Basinger, Jeff Bridges y Eddie Cole. Un escritor de cuentos infantiles contrata a un asistente de 16 años que lo admira y quiere aprender el oficio. El joven tendrá un affaire con la esposa de su mentor, un ama de casa que no logra superar la pérdida de dos de sus hijos.

Escándalo (2006/Richard Eyre). Con Cate Blanchett, Judy Dench y Ted Dawson. Sheba es una profesora casada y con hijos, pero se mete en serios problemas al tener relaciones con Steven, un alumno de 16 años. Otra profesora los descubre y el conflicto se agudiza porque el joven se enamora profundamente.

El novio de mi madre (2007/Amy Heckerling). Con Michelle Pfeiffer y Paul Rudd. El título es más que explícito porque ilustra los conflictos de una familia donde una mujer, divorciada hace años, inicia una relación con un joven de la edad de su hijo.

Motivos para no enamorarse (2008/Mariano Mucci).Con Jorge Marrale y Celeste Cid. Clara es una chica sin suerte cuyos días transcurren en el encierro rutinario de un call center, mientras sueña con una vida mejor. No logra encontrar el amor y además tiene que dejar el departamento donde vive. Entonces aparece en su vida un hombre misterioso, bastante mayor que ella, que le ofrece asilo en su casa. Ella acepta, pero establece un "código de convivencia" con una regla principal: no enamorarse.

Por lo tanto, las historias de amor son más interesantes cuando más dificultades tienen que vencer las parejas. Al menos es lo que muestra el cine.

Cuando la diferencia de edad es muy grande, es difícil que la relación se mantenga por las expectativas de vida, pero hay una gran cantidad de estas uniones en donde ambos están buscando lo mismo y la sociedad y el que dirán pasan realmente a un segundo plano.

Y así llegamos al happy end, algo que gusta a todas las audiencias aún cuando les cueste admitirlo.

   Twittear

Comentarios

MADURAS CON CHICOS JOVENES, COCTEL EXPLOSIVO

comunidad
Del.icio.us Digg Enchilame Facebook Flenk Fresqui Google Meneame MySpace Technorati Twitthis Yahoo
Seguinos en...

Copyright 2014 Marketing y Publicidad S.R.L - Todos los derechos reservados -

CANALES RSS | CONTACTENOS | QUIENES SOMOS | CONDICIONES DE USO