DETALLES DE LA VUELTA DE MIRTHA A LA TELEVISION LA FOTO QUE HIZO ESTALLAR A DIEGO "MI OBJETIVO SERA TIRARME DESDE LOS DIEZ METROS" MEDIDA CAUTELAR PARA RIAL TETE COUSTAROT LA ROMPE EN LA RADIO CARMEN Y MORIA YA TIENEN FECHA PARA DEBUTAR EN LA TEMPORADA DE VERANO MIRTHA FUE A VER A SU EX NIETO EN "LA DUEÑA" LUISANA MOSTRO EL CUARTO DE MINI BUBLE
FARÁNDULA |
  CHAN!!!
13.12.2009 | 16:05 hs.

ASCHIRA, LA ABUELA FORT

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
La abuela y el nieto...Increíble, sí.
La abuela y el nieto...Increíble, sí.

La astróloga fue novia de Felipe Fort, el abuelo de Ricky. Fueron novios durante cinco años y hasta tuvieron una hija, María Paloma. Ahora, lo único que quiere Aschira es que la reconozcan, como la legítima mujer del fundador del imperio Felfort.

Ricardo Fort ya había mencionado el vínculo que unía a su familia con Encarnación Ruiz Ruiz, popularmente conocida como Aschira ¿Cómo? Sí, Aschira fue novia de Felipe Fort, el abuelo de Ricky y quien inició la dinastía de los chocolates. Incluso, tuvieron una hija, María Paloma. Ricky sólo había dicho que ella había sido la novia de su abuelo y no la amante de su padre, como se había dicho.

Esta historia pudo haber salido a la luz hace una década, pero el poderío de los Fort lo impidió. Aschira estaba decidida a contar su historia, su romance y su vida junto a Felipe en Indiscreciones, el programa que conducía Lucho Avilés. Pero Felfort publicitaba en el programa y en el canal y amenazó con retirar la pauta si la historia salía a la luz…

Pero ahora sí se puede contar la historia. Felipe y Aschira se conocieron en Madrid, en un viaje que él estaba haciendo para intentar mitigar el dolor del suicidio de su hijo, llamado de la misma manera.

Aschira rompe el silencio, en una entrevista a Diario Perfil y cuenta su historia: “Ojo que no quiero hacer un circo de todo esto. Sólo quiero mostrarles, por primera vez, el acta de casamiento que certifica el amor que aún le tengo a mi Felipe. No fui su amante, fui su esposa fiel y compañera. La realidad es que yo no quería casarme pero él insistió. Con mi amor, tuvimos a María Paloma Fort que, como consta en su partida de nacimiento, lleva el apellido Fort y ahora vive en Londres”, asegura la madre sobre la tía perdida de Ricardo Fort.

El abuelo Fort era separado y padre de cinco hijos; ella, viuda y madre de una hija, María Eva Vigil. Acá no existía el divorcio, por eso, la pareja se casó vía México el 24 de agosto de 1964. Además, Aschira también tiene en su poder una Libreta de Familia que certifica una reválida de esa unión, con fecha del 14 de septiembre de 1964 y que fue realizada en el Registro Civil de un pueblo –Malagüeño– de la provincia de Córdoba. Un documento que por entonces carecía de validez pero que ella atesora entre los muchos recuerdos que conserva de Felipe Fort. Incluso en su atiborrado living, un óleo gigante del empresario ocupa una de las paredes.

Aschira ya cuenta 78 abriles y vive en su departamento, ubicado en el corazón del barrio de Once, mismo lugar que hace 46 años. Allí donde disfrutó y padeció, en partes iguales, según dice, su corta historia de amor con el abuelo de Ricardo.

Aschira actualmente tiene pánico a los robos y ese miedo la llevó a dejar la futurología. Se resiste a hablar de la herencia que recibió luego de la muerte de Felipe, ocurrida en 1969, cinco años después del casamiento de ambos. María Paloma habría recibido como herencia un departamento en Recoleta, que vendió para mudarse a Europa.

La longeva astrológa no pudo despedirse de su amor, porque el hijastro de Felipe y padre de Ricardo se lo impidió, apelando a una maniobra. Así fue como Carlos “Lalo” Fort la denunció por hurto de acciones, y así fue que terminó detenida por tres días, lejos de la agonía de su marido. Una vez libre, demandó el cuerpo de su marido y se aferró a lo único que le había quedado de él: sus cenizas. “Yo tengo en mi poder el valor más preciado de la familia. No hay dinero en el mundo que pueda equiparar el hecho de tener bajo mi custodia sus restos. Lo tengo guardado en una urna junto a las cenizas de Felipe, su hijo mayor, en un cementerio de la Capital”, dijo cortando con el tema familiar.

Aschira no quiere tener conflictos con nadie “del clan chocolatero”, como les dice. Es que tanto ella como su hija María Paloma Fort habrían sido forzadas a vivir al margen de los ricos y poderosos Fort. Cada vez que ella amagaba con hacer pública su relación con el fundador de la gran empresa, aparecía alguien o algo para silenciarla. Tanto que terminó eligiendo el silencio por motus propio.

Felipe había apodado “garbanzo negro” a su ahora famoso nieto. Dicen que estaba cansado de escuchar los lamentos de Carlos, porque su hijo no quería ni estudiar ni trabajar. Por esa razón, tenían discusiones que terminaban en castigos físicos y económicos hacia el joven Fort, situación que este último ya relató en varias de sus entrevistas, sobre todo en “Tiene la palabra”, por TN

Aschira no desconoce el show que monta Ricardo, quien podría ser una especie de nieto de ella. Observa la tevé, se ríe, se divierte, pero no se burla. Lo único que espera que la reconozca como la legítima mujer de Felipe, quien empezó la fortuna que hoy financia al nuevo histriónico personaje de la farándula.
 

   Twittear

Comentarios

ASCHIRA, LA ABUELA FORT

comunidad
Del.icio.us Digg Enchilame Facebook Flenk Fresqui Google Meneame MySpace Technorati Twitthis Yahoo
Seguinos en...