NOTAS RELACIONADAS

Por María Eugenia Aiello

@eugeaiello

En plenos preparativos para el estreno de "American Idiot", la obra musical inspirada en el CD que llevó a la banda punk estadounidense Green Day al estrellato, Germán "Tripa" Tripel charló largo y tendido con DiarioShow.com.

El actor interpreta a Saint Jimmy, un muchacho de los suburbios que se muda a la gran ciudad junto a sus amigos, cansados de la manipulación de los medios y de la vida estereotipada. Toda una ironía teniendo en cuenta cómo Tripa llegó precisamente a la fama. "Hay gente que dice: 'Tripa sólo puede hacer pop y seguir con Mambrú', y yo soy otras cosas además de eso".

Ahora canta y baila sobre el escenario con pasión, dejando atrás aquellas épocas del reality "PopStars". En una entrevista que otorgó en 2005, Tripel expresó que Mambrú "le parecía una mierda", y hoy lo sigue sosteniendo: "No me arrepiento de haber dicho que Mambrú era una mierda. Mambrú era una mierda por haberme dejado como me dejó, por haber dejado a cinco pibes en la nada misma sin decirnos: 'Che, gracias por darnos estos tres años que nos dieron'. Fue de un día para el otro, se cerró la puerta y nadie te contestaba el teléfono. Esperaba que nos mimen un poco más".

Luego de que el grupo juvenil se separara, Tripa cayó en una depresión. Hace poco contó: "Me acostaba vestido y me despertaba desnudo en una esquina de la cama y ahí dije 'algo pasa'. Tenía como ataques de fobia, no quería estar con gente y encima estaba solo".

Luego, se le presentó una oportunidad única: Pablo Granados lo llamó para participar del programa "No hay dos sin tres" y su vida comenzó a cambiar. Participó de varias ficciones de Pol-ka y en los programas infantiles "Violetta" y "Soy Luna".

En simultáneo conoció a su mujer, la actriz Florencia Otero, de la que se encuentra muy enamorado: "Quiero estar con mi mujer todo el tiempo. Hacemos muchas cosas juntos, tocamos con nuestra banda, hacemos obras, en fin, estamos siempre enredados".

Pero su mejor creación es su hija Nina, a quien bautizó el mismo día que realizó su boda con Otero. "Quiero disfrutar de todos los procesos de mi hija", confiesa el ex Mambrú.

La calle está dura

A pesar de otorgarle mucho tiempo a su familia y a su banda Flowertrip, liderada por él y su esposa, el actor está completamente dedicado a su trabajo. "Amo de lo que vivo y vivo de lo que amo", cuenta Tripel.

Pero su profesión está en un momento complicado, donde la venta de entradas de los espectáculos teatrales cayó un 25% entre finales de 2016 y abril de este año, según la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET). El precio promedio de una entrada para el teatro es de $370. Para una familia tipo, una salida para ver las obras de la calle Corrientes costaría $1.480, sin contar el valor de una cena o souvenirs.

"No podemos estabilizarnos, por el gobierno que se fue, por el que está o por el que viene. Se ve que hay poca guita, pero la gente labura mucho", explica el actor. Además, dio su punto de vista acerca de la situación actual del teatro: "La industria está como carcomida. Hacemos shows del carajo, pero con gente que no los puede sostener, porque buscamos que tenga seguidores en Instagram y el que tiene muchos seguidores en Instagram no tiene el talento para el teatro", explica.

Mientras tanto, Tripa está expectante por el estreno de su espectáculo, en el teatro Broadway, que tendrá lugar el 14 de agosto, y con funciones todos los lunes y martes durante ocho semanas, bajo la dirección de Ariel Del Mastro.