@rfilighera

Una historia de amor apasio­nante, que forma parte de una época marcada por la contemporaneidad de sus protagonistas entre dos grandes conflictos mundiales. Depresión económica, luchas obreras y de clases por las conquistas sociales que signaron el devenir del mun­do.

Estamos ante la presencia de un apasionante vínculo epistolar. En efecto, la obra “Mi querido mentiroso”, de Jerome Kilty, tran­sita en términos escénicos dramá­ticos el desarrollo de las cartas de amor entre el gran dramaturgo George Bernard Shaw (Lito Cruz) y la actriz británica Stella Camp­bell, rol a cargo de Claribel Medi­na. El espectáculo se podrá apre­ciar a partir del 18 de agosto en el teatro Liceo de la ciudad de La Plata.

 

En la antesala de uno de los ensa­yos finales, DiarioShow.com dialogó con la intérprete, cantante, ani­madora y poeta.

Muy entusiasma­da, nos dijo: “Se trata de una pie­za romántica, misteriosa y muy mágica, por cierto. Es una obra de pueblo porque se trata de gente que cree en la ilusión y que apuesta al amor. Todo aquello que tiene que ver con las relacio­ nes humanas no tiene época. Fue una pareja que se mantuvo unida durante más de 40 años. Él estaba casado, sin embargo, esa unión se mantuvo indemne con el paso del tiempo y hubo mucho de poe­sía y romanticismo en todo este universo”.

¿Cómo es el cuadro de situación de la mujer hoy en día? “No tengo dudas de que la mujer hoy en día sigue siendo una persona de avanzada. Y no les queda otra po­sibilidad, en Latinoamérica, que llegar a esta circunstancia. Nues­tro territorio, jaqueado por pro­blemas económicos, nos obliga a una actitud de permanente supe­ ración. Hay tropezones, caídas y resurgimientos como Ave Fénix, pero reitero, la mujer no se tiene que permitir cansarse”.

La actriz sostuvo que “el mundo está en crisis y le pega más fuerte a Latinoamérica y también a los pa­íses africanos. Lo interesante es que no nos desanimemos y conti­nuar en el camino del aporte crea­ tivo desde lo cotidiano hasta lo artístico. Somos un ejemplo de la dificultad y de poder salir adelan­te”.

Entre Argentina, por adopción y afecto, y Puerto Rico, su país de origen, Claribel Medina destacó que “mi alma esta repartida por igual. Me siento muy feliz en Argentina y mi baúl de recuerdos, por otra parte, está en mi terruño natal. Dos realidades que forman parte de mi corazón”.