NOTAS RELACIONADAS

Luciana Salazar se convertirá en madre gracias a la subrogación de vientre. Y como era de esperarse las críticas no se hicieron esperar, sobre todo las de aquellos que creen que la modelo optó por dicha modalidad para no llevar a su hijo en el vientre y que esto termine perjudicando su escultural figura. 

"Hay mucho prejuicio. No me perdonan haber trabajado con mi cuerpo, y dicen que la subrogación lo hago porque no quiero llevar a mi hijo en mi vientre por mi físico y es una ridiculez que encima me duele porque si supieran toda la historia más de uno se quedaría callado", aseguró "Luli" en diálogo con el ciclo "Falta de Respeto", de Fernando Prensa.

Sin embargo, nada puede apañarle la felicidad. "Recién ahora lo puedo disfrutar, pase unos meses muy difíciles y lo tenía muy oculto también, ahora me estoy dedicando a hacer todo lo que tengo que hacer para esperar a Matilda. Es increíble. A veces uno no cae del todo y cuando lo pensás es muy loco. En seis meses, si dios quiere y todo sale bien, voy a ser mamá. Y toda mi vida va cambiar, y va ser por dos. En mi caso va ser directamente para ella", expresó.

Por otra parte, sobre su relación con Martín Redrado contó: "Él sabe todo lo que fue el proceso, si bien él también quería se nos hizo muy difícil. No por nosotros sino por otras situaciones y lo supo entender, hicimos mucha terapia. Ahora está feliz por mi situación y tenemos una excelente relación". Y adelantó: "Él me está ayudando con los trámites, porque es todo muy difícil. Tenemos buen contacto, si nos ven en algún lugar juntos no es porque pasa algo entre nosotros". Al ser consultada si habría posibilidad de una reconciliación, Salazar desestimó: "No lo creo por ahora y me parece que es lo mejor para todos. No lo pienso porque se cuál es la situación".