NOTAS RELACIONADAS

Enrique Iglesias brindó un muy esperado recital en Santander para 30 mil personas. Pero la mayoría quedó insatisfecha y abuchearon a su ídolo.

La cuestión es que llegó media hora tarde, cantó solo diez canciones, en todas hizo playback y, según muchos de los que asistieron, "ni siquiera se preocupó por disimularlo".

Luego de que el artista re retirara del escenario, sin despedirse, la audiencia comenzó a corear al unisono: "Arriba las manos, esto es un atraco", es decir, un robo. ¡Mirá!


Para colmo el español, no enterado de la polémica, publicó un video agradeciendo a todo el público por "la noche maravillosa"

#gracias por una noche magica #santander #españa !!!!!!!!

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el