NOTAS RELACIONADAS

El Polaco se encuentra envuelto en un conflicto judicial con Valeria Aquino, su expareja, quien lo acusa por violencia de género e incumplimiento en la cuota alimentaria. Al márgen de esto, el cantante no dejó de lado sus compromisos laborales. Continuó con las giras de "Abracadabra", sus habituales shows, y se prepara para su regreso a la pista del "Bailando", donde el año pasado se convirtió en uno de los artistas revelación.

Sin embargo, en los últimos días comenzó a evaluar la posibilidad de no estar en esta partida de "Showmatch". "Es algo que está analizando seriamente. Cree que necesita bajar el nivel de exposición", contó su abogado, Fernando Burlando, en diálogo con "Nosotros a la mañana". Y dio los motivos: "Está convencido que si renuncia su ex dejará de colgarse de su persona y el tema dejará de generar interés. Claramente, todo lo que se dice no le hace muy bien".

Por otra parte, Aquino realizó un desesperado pedido a la fiscal que investiga la causa contra el músico. "El juez puso en duda mis dichos y descreyó de la autoría de las lesiones y de que estuviera siendo sometida a un incesante acoso y consiguiente coacción por parte del imputado, con el objeto de evitar que lo denunciara ante la Justicia. Si el juez dispuso una cautelar, es porque hay algo que preservar y evitar. Si para el juez soy una mentirosa y no está probada la violencia de género, ¿para qué dispuso esa medida? ¿Qué tenía que preservar? La incongruencia es permanente", dicta parte del texto que la bailarina le hizo llegar a la justicia. Y confesó: "Quizás resulta difícil explicar con palabras los miedos, temores, terrores y angustias que sufrí no sólo durante mi convivencia, sino fundamentalmente con posterioridad a su cese".

Sobre el final pidió: "Solicito a la fiscal que me convoque nuevamente a prestar declaración testimonial, para exponer nuevamente los sufrientes momentos padecidos. Espero que sea la última vez que deba declarar".