NOTAS RELACIONADAS

Thalía no estaría pasando por su mejor momento. Es que fue denunciada por la EDF Brands, una compañía con la que la mexicana mantenía un contrato para promover productos en México.

El acuerdo establecía, presuntamente, que la cantante acudiera a lanzamientos de productos en la Ciudad de México y, debido a que ella vive en Nueva York, habían acordado cubrir los gastos del viaje de avión en primer clase desde ese lugar de Estados Unidos hacia su país de origen. También, iban a darle alojamiento en un hotel de cinco estrellas. Pero según informa Page Six, la cantante hizo exigencias muy altas para evitar cumplir con sus labores.

Aparentemente desde la entidad le habían adelantado 150.000 dólares para que pagara esos costos, pero luego la artista habría presentado una planilla para pedir 120.000 más: 65.000 para el uso de avión privado, 15.000 para el cuarto de hotel, 25.000 para seguridad, 6.000 para maquillaje y 10.000 para un estilista.