NOTAS RELACIONADAS

Por Belén Candia 
@BeluCandia96

De humor ácido, simpático y talentoso, como pocos, el director de grandes obras teatrales José María Muscari atraviesa un buen presente laboral y prepara su próximo espectáculo.

En diálogo con DiarioShow.com, no se calló nada y habló de su enemistad con Nazarena Vélez, el noviazgo de Laurita Fernández con Fede Bal, y su posición frente a los actores militantes.

Hace un tiempo, Muscari y Vélez pasaron de ser grandes amigos a no dirigirse la palabra. Incluso, ninguno de los dos se ve dispuesto a ceder y limar viejas asperezas.

Cabe recordar que todo comenzó cuando el director apuntó duro contra Fede Bal, en la casa de Nazarena, a raíz de un monólogo que realizó para el cumpleaños de Barbie, el audio trascendió en los medios y desató la polémica. Sin embargo, lo que enojó a Muscari fue la postura de la actriz, ya que jamás salió a defenderlo.

"Con Nazarena no volvimos a hablar y no tengo ningún tipo de vínculo", expresó. Asimismo, aclaró que con Barbie tampoco volvió a tener contacto.

Si bien se encuentra alejado de los escándalos mediáticos y focalizado en su trabajo, José se mantiene al tanto de lo que sucede en la farándula. Es por eso que al momento de hablar de Fede y Laurita Fernández, expresó: "No me sorprendió que ellos estén juntos, me pareció algo previsible, porque su relación estaba bastante mediatizada".

Al mismo tiempo, opinó de lo que sucedió con Pablo Echarri y su alejamiento de la miniserie de Sandro, que estrenará Telefe: "Lo que hicieron con él me pareció repudiable. Es algo que no puede volver a suceder. El espectador tiene la inteligencia de ver al actor con su personaje y no apreciar a la persona con su ideología política", y admitió que no se fija en la visión política que tienen los artistas al momento de contratarlos. "En mi caso no me importa para qué partido milita, me interesa ver cómo el artista hace su trabajo y su rol arriba del escenario".

Por último, contó sobre su nuevo proyecto teatral "Bollywood", que tendrá a la bailarina Magui Bravi de coreógrafa. "Realicé audiciones con 5.000 chicos para esta nueva obra. Mi objetivo es encontrar talentos desconocidos. Es mi vuelta al circuito under, es decir, a la gorra, pero con mucho marketing de por medio. Se estrenará en unos meses", finalizó.