Rocío Oliva le contó a un allegado qué ocurrió en el hotel de Madrid donde se alojó con Maradona en los últimos días.

Después de que la fuerte discusión trascendiera por todo el mundo, Rocío le habría dicho a su familiar que "Diego no me levantó la mano en ningún momento".

Por otro lado, según relata BigBangNews, Oliva aseguró que fue mentira que llamó a la conserjería. "Creen que fueron los otros turistas que escucharon gritos y llamaron", explicó la fuente.

"Jamás pasó lo que contaban. Cuando le dijeron que en el país estaban hablando de lo sucedido se empezó a reír. Ella no sabía que esto se había hecho publicó. Es más, cuando su abogado habló con ella no entendía para qué la llamaba", agregó el allegado a Rocío.

"Diego jamás levantó la mano, sólo fue una discusión de pareja", concluyó.